Economía

Si pero no

I
El presidente Chávez y sus adláteres, desde que su postulación (la de Venezuela, pero como el Presidente venezolano piensa que Venezuela es él, de aquí en adelante nos referiremos al Mandatario caribeño) como miembro asociado al MERCOSUR, con derecho a voz más no a voto, fue aprobada hace poco menos de un año, le dijeron al país, (a ese país ignorante y crédulo), que ha seguido y aplaudido algunas de las equivocaciones políticas, económicas y diplomáticas como si estas fueran éxitos a anotar en el Libro de Records de Guinness, que Venezuela era miembro activo de la asociación sureña. Sus diputados, ministros, viceministros, magistrados, militares, decían al viento “ahora somos del MERCOSUR y haremos que éste cambie en beneficio de la potencia hemisférica que seremos”
El presidente Chávez pontificó hasta el cansancio de cómo transformaría al MERCOSUR de un ente comercial a uno social, para lo cual contaba con el apoyo de otro miembro asociado, (Bolivia) más no activo, de el Acuerdo. Estas ideas fueron minando desde un principio la credibilidad en el militar caribeño dentro del seno del MERCOSUR; es más, su apuro por ingresar le hizo cometer torpezas que molestaron aún más a países como Brasil y Paraguay, e hicieron que Néstor Kirchner de Argentina, se distanciara algunos centímetros de sus posiciones ultras. Al fin y al cabo, Kirchner tiene oposición y debe cuidarse. El presidente Chávez no tiene a nadie que le diga “mire Presidente, está equivocado”, lo cual es muy triste porque un hombre solo comete sus errores en su propia soledad sin que nadie le prenda la luz para no caerse por las escaleras.

Desde Rusia, el mandatario venezolano dijo que retiraría su solicitud de ingreso al MERCOSUR. ¿La razón? Él acusó e insultó a uno de los poderes de Brasil, país gobernado por una coalición de centro izquierda y centro derecha (como en Chile), que lo que menos quiere es un rompimiento abrupto de su concertación. Los demócratas saben cuanto cuesta conformar acuerdos y cuan fácil estos pueden ser destruidos. El presidente Chávez, no tiene idea de eso, pues tiene en sus manos absolutamente todos los poderes del Estado venezolano. En otras palabras, el militar caribeño no sabe el valor de lo que es democracia.

Al llegar a Venezuela, el Presidente venezolano volvió a decir, en cadena obligatoria de radio y TV, que le daba 3 meses de plazos al MERCOSUR para que aprobaran su solicitud de ingreso sin condiciones. Esto, obviamente, fue rechazado enérgicamente por algunos senadores brasileños. Al respecto, el presidente de la Comisión del MERCOSUR del Parlamento brasileño, senador Sergio Zambiasi, partidario del presidente Lula Da Silva, dijo “no vamos a quedarnos en una crisis de retórica que puede obstaculizar un momento histórico para Sudamérica», Ahora bien, ¿por qué el Comandante Chávez decidió, como Lenin, dar un paso atrás? – ¿Para lograr dos pasos adelante o para aislarse y así pensando en el síndrome de Enver Hoxha[.1] echarle la culpa a los demás? Hoxha de héroe pasó a ser el peor asesino de la postguerra, aislando a su país totalmente del mundo y transformándolo en el más pobre de Europa.

Chávez prefirió atender reuniones y visitas no oficiales a Rusia, Belarus, Siria e Irán, que participar en la Cumbre de Paraguay, seguramente para no tener que confrontar abiertamente a los pocos amigos que le quedan en el subcontinente. El MERCOSUR tiene sus propios problemas comerciales y lo menos que quiere a estas alturas es la generación de problemas políticos. Esta situación es tan incomoda para Argentina como para Brasil, considerado este último como la 11ª potencia mundial. Brasil, con casi 200 millones de habitantes con un ingreso per cápita de más de 6 mil dólares anuales, ocupando más de la mitad del territorio de Sud América, es sin duda un mercado apetecido por todas las naciones. Es por eso que países como Argentina, Paraguay, y Uruguay, deben conversar y conciliar las asimetrías con ese inmenso país. Chávez pensó que con su ingreso al MERCOSUR podría arrebatarle el liderazgo a Brasil en el subcontinente, a través del petróleo y descabellados planes como el Gaseoducto del Sur, pensando talvez en que Brasil no era autosuficiente en energía y de que Petrobrás no sabría que, (a pesar de las inmensas reservas venezolanas), el gas venezolano no es suficiente para exportarlo, porque es asociado[.2] .

II
Los detractores de Hugo Chávez en el MERCOSUR suman más que restan; por ejemplo, para el senador uruguayo, creador del de el Acuerdo, Sergio Abreu, Venezuela plantea un modelo de fragmentación de América Latina y de automarginación de la región, lo cual no es aceptado por los miembros del bloque internacional. Para Abreu, el país está «con un pie adentro y otro afuera» de la organización por el deseo de Hugo Chávez de liderarla.

Por otro lado, el ex ministro argentino de Economía y candidato presidencial, Roberto Lavagna, consideró como «una buena noticia la posibilidad de que Venezuela se retire del Mercosur y pidió poner límites al mandatario Hugo Chávez». Agregando que:»Lo mejor que puede pasarle al MERCOSUR es que aquellos que no comparten sus reglas y su filosofía se queden afuera, de este modo Chávez nos está dando una gran noticia al confesar que no está dispuesto a entrar a un ‘viejo MERCOSUR’ y amenazar con retirar su solicitud de ingreso». – «Es hora de que los dos países más importantes de Sudamérica, Brasil y Argentina, terminen de ponerle límites a Chávez»..

Otro de los asuntos que debe haber considerado el presidente Chávez y su equipo de gobierno, es que el protocolo de adhesión de Venezuela al MERCOSUR, establece que Venezuela debe abrir su mercado antes del 1º de enero de 2012 a Argentina y Brasil, naciones que tienen superávit comercial con Caracas, mientras que Venezuela sólo puede exportar algunos derivados de hidrocarburos a los países miembros y asociados, los cuales, por cierto, se aprovecharon de la nueva apertura petrolera venezolana que significa explotar el negocio en sociedad de un 60% para Venezuela y 40% para las compañías foráneas. De esta manera Argentina, Brasil y Chile, se han apropiado de inmensos campos petroleros en la Faja del Orinoco en donde PDVSA, la petrolera estatal venezolana que está produciendo apenas 1,1 millón de barriles diarios, tendrá que colocar el 60% de las inversiones y las empresas extranjeras podrán venderse y darse el vuelto con el 100% de la producción.

III
Por otro lado, Bolivia, uno de los principales socios del modelo chavista, es un país asociado al MERCOSUR desde diciembre de 1996, solicitando su adhesión plena al bloque a finales de 2006 pero sin que esto implique su retirada de la Comunidad Andina (CAN). En enero pasado el MERCOSUR creó un grupo especial para definir los términos de la adhesión de Bolivia, pero el problema está en la pretensión de ese país de pertenecer simultáneamente a dos uniones aduaneras con esquemas arancelarios diferentes, algo incompatible a primera vista.

El MERCOSUR está basado en la libre competencia y en la solidaridad entre sus miembros. Por eso, cuando el presidente Chávez dice que “el capitalismo es un modelo de desarrollo destructivo”, obviamente su posición deja de tener cabida dentro del MERCOSUR pues ese mercado común tiene como objeto la liberación comercial, un arancel externo común, acuerdos sectoriales, coordinación de políticas macro económicas y legislación liberal y fiscal. Además, si es un modelo de desarrollo, el capitalismo no puede ser destructivo pues el desarrollo es evolutivo y no involutivo. Bueno, así habla Chávez, dicen sus seguidores…

Ante esas propuestas, obviamente el “socialismo del siglo XXI”, que propicia el gobierno del presidente Chávez, no pueden encajar en un sistema liberal, que habla de la coordinación de las políticas macroeconómicas, las cuales en Venezuela están realmente en crisis con una fuerte inflación, un gran desempleo, control cambiario, Banco Central dependiente, y falta de libertad de comercio: leyes coercitivas y expropiatorias.

El objetivo básico del Mercado Común es el de aumentar el grado de eficiencia y competitividad de las economías involucradas, con un fuerte componente democrático, ampliando las actuales dimensiones de sus mercados y acelerando su desarrollo económico mediante el aprovechamiento eficaz de los recursos disponibles.

Recordemos que el presidente Chávez, se opone a la firma de Tratados de Libre Comercio – TLC – porque según él son el nuevo instrumento de dominación colonial del capitalismo, mientras que los países miembros del MERCOSUR Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay piensan todo lo contrario[.3] y están creando lazos en forma bilateral, cada país, o en bloque, todo el mercado común, para establecer importantes TLC con la Comunidad Europea, mientras que a la vez han abierto posibilidades de intercambio a través de Chile país que cuenta con 50 TLC a su haber, en especial con los países del Pacífico, Asia, y Estados Unidos, México y Canadá, entre otros. Precisamente la presidenta de Chile Michelle Bachelet declinó una invitación formal para ser parte del MERCOSUR, rechazando la idea, se habría dicho, para no contaminar a su país con rencillas políticas, en clara alusión al presidente Chávez.

IV
Por otro lado, sectores democráticos del MERCOSUR están muy preocupados por la vigencia del Protocolo de Ushuaia, que es una Carta Democrática que aceptan los países signatarios al mercado común, cuestión que Hugo Chávez no estaría dispuesto a aceptar. Allí se establece, claramente, que “la plena vigencia de las instituciones democráticas es condición esencial para el desarrollo de los procesos de integración entre los Estados Partes del presente Protocolo”. Y que “Toda ruptura del orden democrático en uno de los Estados Partes del presente Protocolo dará lugar a la aplicación de los procedimientos previstos en los artículos siguientes”. Por ejemplo:

ARTICULO 4 – En caso de ruptura del orden democrático en un Estado Parte del presente Protocolo, los demás Estados Partes promoverán las consultas pertinentes entre sí y con el Estado afectado.

ARTICULO 5 – Cuando las consultas mencionadas en el artículo anterior resultaren infructuosas, los demás Estados Partes del presente Protocolo, en el ámbito específico de los Acuerdos de integración vigentes entre ellos, considerarán la naturaleza y el alcance de las medidas a aplicar, teniendo en cuenta la gravedad de la situación existente.

Dichas medidas abarcarán desde la suspensión del derecho a participar en los distintos órganos de los respectivos procesos de integración, hasta la suspensión de los derechos y obligaciones emergentes de esos procesos.

Por otra parte analistas como el español Carlos Malamud[.4] , dice: «…Si Venezuela termina retirándose del Mercosur, como ya lo ha hecho de la Comunidad Andina de Naciones (CAN), el golpe al proceso de integración regional y al liderazgo brasileño sería de consideración. De momento, para Chávez, es más fácil responsabilizar a otros de sus fracasos que hacerse cargo sus propios errores».

Hace muchos años, Domingo Alberto Rangel planteaba (cuando el Presidente Caldera hablaba de ingresar al MERCOSUR), que era una muy mala idea ser miembro del mercado común del sur pues no teníamos nada que ofrecerle y que más bien la poca agricultura que teníamos así como la agro-industria, en general, perecería ante monstruos agrícolas como Brasil y Argentina, aunque hoy el 7º exportador de alimentos en el mundo es Chile.

Con el ingreso de Venezuela, el MERCOSUR gana un mercado adicional muy interesante[.5] , pero los consumidores venezolanos tendrán que pagar el precio, afirmó Isaac Cohen, ex Director de la Oficina en Washington de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

«Para Venezuela, es (una ganancia) desde el punto de vista político, porque rompe su aislamiento, pero desde el punto de vista económico sí representa un sacrificio[.6] «.

V
Venezuela, como el resto a América Latina y El Caribe, tiene uno de sus mercados naturales más importante en EE.UU., la excepción es Chile cuyo mercado más importantes es Asia. Uno de los mercados naturales para Venezuela es Colombia. A raíz de que Colombia firmó un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, y a raíz de que Perú, firmó y aprobó un TLC con EE.UU., el presidente Chávez decidió sacar a Venezuela de la Comunidad Andina, y con eso se privó de los mercados de esos países vecinos. Esta política cortoplacista y aparentemente con falta de visión puede indicar dos cosas: 1) justificar un menor envío de petróleo a EE.UU., al fin y al cabo desde 2005 los envíos de petróleo al país del norte han disminuido en un 30% para situarse en apenas 1,1 millones de barriles diarios (que por cierto sería la actual producción de PDVSA 2) Justificar los acuerdos políticos-militares con Belarus, Irán, Siria y Corea del Norte, y su alianza estratégica con Bolivia y Ecuador, para justificar una política agresiva en contra de EE.UU., país que acaba de ser declarado enemigo de Venezuela y de la comunidad musulmana, en la reciente gira del Presidente venezolano por Irán; esto, para Venezuela, es romper un poco el aislamiento en el cual se encuentra.

El presidente Chávez sabe que Venezuela aparte de petróleo no le puede ofrecer nada al MERCOSUR, así que su retiro sería una movida táctica en su movimiento estratégico de lograr el dominio político de América Latina. Es verdad que al Presidente venezolano no le interesa realmente la independencia económica del país, ni le interesa un supuesto aislamiento por parte de las democracias; a él le interesa el Poder, le interesa la creación de una fuerza extraterritorial capaz de enfrentar a EE.UU., país que al final del día no toma nada de esto en serio porque sabe que la sociedad interamericana ya está vacunada de sus próceres.

Expulsadas las tropas del Eje en 1944, estableció en Albania una férrea dictadura comunista con una economía planificada. Su modelo fue la dictadura de Stalin, a quien siempre tuvo una enorme admiración.

Ardiente nacionalista se En 1948 rompió con la Yugoslavia de Tito, alineándose con Stalin. En 1961 Albania rompió con la URSS y estableció estrechos lazos con la China de Mao, con la que, a su vez, rompió tras la muerte de Mao Ze Dong y la aproximación china a Occidente. Hoxha declaró que en adelante Albania establecería un modelo de república socialista propio. Albania se convirtió en el último bastión del stalinismo más cerrado, lo que explica que a principios del siglo XXI sea el país más pobre de Europa.

En 1981 Hoxha llevó a cabo una importante purga de líderes de su partido con diversas ejecuciones y se retiró de la vida política hasta su muerte.

[.2] Más del 80% del gas venezolano es usado en la extracción de petróleo, otro 20% se pierde en fugas. El país tiene que importar gas doméstico desde Colombia.

[.3] El MERCOSUR está compuesto, además, por Bolivia, Chile y Venezuela como asociados sin derecho a voto

[.4] ¿MERCO-SUR sin Venezuela? – Infolatam, Madrid, 1º de julio 2007 Ver, también: www.chileven.blogspot.com

[.5] Venezuela contabiliza casi 27 millones de habitantes con un PIB de US.$ 4,6 mil per cápita

[.6] Ver: www.bbcmundo.com

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba