EconomíaEspecial País

Sin capacidad crediticia, banca prestó a Agrosur más de 328 mil millones de bolívares

Con un sector bancario sin rentabilidad, como consecuencia de las restricciones impuestas mediante el encaje legal, el Gobierno nacional ordenó a la banca venezolana otorgar un crédito multimillonario que se destinará al Conglomerado Agroalimentario del Sur (Agrosur), con el fin de impulsar el Plan de Siembra 2019 pese a que, según fuentes del sector agrícola, el ciclo de invierno ya culminó.

Según el Decreto N° 3.970, publicado en la Gaceta Oficial N° 41.670, con fecha del 9 de julio de 2019, se autoriza a la empresa del Estado Conglomerado Agrosur, S.A., para suscribir contratos de crédito con el sector bancario nacional por la cantidad de 328.689.229.372,66 bolívares, equivalente a más de 40 millones de dólares según el tipo de cambio oficial, monto que será distribuido entre las instituciones que operan en el sector bancario en los términos acordados con la Asociación Bancaria Nacional.

El artículo 3 del decreto, indica que los recursos destinados a la empresa del Estado, Agrosur, serán empleados para impulsar el Programa Plan de Siembra Secano 2019 en los estados Barinas, Bolívar, Cojedes, Guárico, Monagas, Portuguesa, Sucre y Yaracuy.

Lea también: Gobierno aprobó crédito millonario para impulsar un ciclo de siembra que ya se perdió

Banca condenada

Las entidades bancarias han perdido su capacidad de otorgar créditos, como consecuencia de la imposición del encaje legal marginal de 100% en un intento del Banco Central de Venezuela (BCV) de frenar el alza del tipo de cambio paralelo y de contener la hiperinflación.

En efecto, la cifra correspondiente al préstamo ordenado por el Gobierno nacional, supera ampliamente la capacidad crediticia de la banca. Así lo afirma el economista y calificador de riesgo bancario, Leonardo Buniak, quien aseguró que el sector bancario venezolano presenta hoy graves problemas de viabilidad económico-financieras.

«Los factores determinantes de la rentabilidad de la banca en Venezuela apuntan hacia un claro deterioro que puede hacer que la misma, en el mediano plazo, empiece a presentar señales de inviabilidad financiera. La rentabilidad de los bancos está condenada», dijo Buniak a Analítica.com.

El economista explicó que, desde el punto de vista de su solvencia financiera, adecuación de capital y fortaleza patrimonial, la banca venezolana está adecuadamente capitalizada y goza de suficiencia patrimonial para absorber, con recursos propios, las pérdidas y desvalorizaciones que puedan surgir, así como cuenta con provisiones para financiar la política de saneamiento de la cartera de créditos.

Sin embargo, visto desde el aspecto coyuntural, señala Buniak, el sector bancario ha sufrido una caída vertiginosa en su rentabilidad, la cual es una condición fundamental para que un banco sea solvente en el largo plazo.

¿A qué se debe la caída? Bajo la teoría de que es la banca venezolana, a través del crédito bancario, quien genera presión en el mercado cambiario y, de igual manera, incrementa la inflación, el BCV decidió aumentar el encaje legal marginal al 100%, lo que implica que, de cada 100 bolívares captados por el banco, este está obligado a encajar esos 100 bolívares en el BCV.

En consecuencia, explica Buniak, la intermediación financiera en créditos ha caído a su nivel histórico más bajo hasta ubicarse cerca de 17%. Es decir, que de cada 100 bolívares captados por el banco, solo 17 han estado acumulados para créditos. «Sin embargo, a partir de hoy, la banca no puede prestar absolutamente nada», advirtió el economista.

El experto en materia económica sostuvo que, debido a esta coyuntura, la rentabilidad de la banca tiene que desplomarse dado que es el ingreso financiero por créditos la principal ganancia de la banca venezolana.

«La banca dejó de intermediar porque el crédito, literalmente, está muerto», aseguró.

Añadió que, ante el mandato efectuado en un contexto en el que la banca enfrenta graves problemas de liquidez e incluso se han visto en la necesidad  de incumplir con el encaje legal, las instituciones bancarias solicitaron al Banco Central la liberación del encaje, sin éxito.

Sectores productivos sin capital

¿Cómo otorgarán el préstamo? El asesor bancario explica que, aun sin liberación del encaje, la banca está obligada a prestar el monto demandado y lo hará a través de una recomposición de la cartera de créditos.

«Si una persona tenía un crédito por 10 millones de bolívares con el banco, otorgado a 30 días con renovación, debe ir al término de ese lapso a devolver esos 10 millones más los intereses con la aspiración de que el crédito sea renovado. Sin embargo, el banco no estará en capacidad de cumplir con la renovación y ese dinero es el que se va a utilizar para prestárselo a Agrosur», detalló el economista.

En consecuencia, el crédito destinado a la actividad productiva, así como otros créditos comerciales necesarios para mantener el flujo de caja de las empresas, va a ser la cartera afectada en mayor medida.

La intermediación financiera en créditos ha alcanzado su nivel más bajo, incluso por debajo del registrado durante el paro petrolero o la crisis financiera del 2009, 2010, o del 94. Es primera vez en la historia que se incrementa un encaje legal al 100%.

Insuficiente y tardío

Fuentes del sector agrícola consultadas por Analítica.com han asegurado que el ciclo de siembra del 2019 ya se perdió. Venezuela necesitaba alrededor de 1.500 millones de dólares para sembrar al menos 2 millones y medio de hectáreas para abastecer el consumo nacional de alimentos.

Adicionalmente, afirman que fue hasta la primera semana de junio la fecha ideal para iniciar este proceso, el cual debió planificarse con un año de anticipación. Los agroinsumos deberían llegar durante el último trimestre del año anterior, porque desde el mes de enero comienzan a despacharse a los programas de producción o a los productores privados.

Los productores receptores de este crédito son los pertenecientes a Agrosur, el conglomerado agrícola estatal creado en 2017 por la Asamblea Nacional Constituyente (ANC). Celso Fantinel, primer vicepresidente de Fedeagro, manifestó al respecto que dichos productores monopolizan los insumos agrícolas y los entregan a discreción.

Si bien el monto exigido como préstamo por el Gobierno nacional supone una presión importante para un sector bancario ya disminuido, asfixiado y sin capacidad de intermediación financiera, no representa una suma suficiente para impulsar la producción agrícola nacional que, en la actualidad, enfrenta un atraso de más de 45 años, agudizado por las fallas en los servicios públicos, escasez de combustible e inseguridad que atentan contra los productores del interior del país.

Lea también: Consumo de carne y pollo ha caído más de 70% en el último año, alerta Fedeagro

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar