Economía

Subsidios de servicios públicos en la administración de Maduro han disparado sus tarifas

Los proveedores privados de telefonía, internet y aseo urbano empezaron a subir casi mensualmente sus tarifas

Los servicios públicos reflejan el fracaso del modelo de gestión chavista. Nicolás Maduro ha insistido en las últimas semanas en la necesidad de «sincerar» las tarifas de los servicios públicos, al considerar que los ciudadanos están dispuestos a pagar por la mejora de los mismos.

Así como los usuarios de los servicios públicos estatales hace años no reciben facturas por su consumo, como un signo de la inoperancia de esas empresas, a los trabajadores tampoco les entregan recibos de pago. “Nadie en las empresas del Estado sabe cuánto gana, lo que es una violación de las leyes laborales”, apunta Noel Hernández, abogado y representante sindical de las empresas de la Corporación Venezolana de Guayana, en otro tiempo un emporio de las industrias básicas al sur del país, referencia en la región.

El Metro de Caracas, que es usado diariamente por un millón de personas en la capital venezolana, funcionaba de manera gratuita desde 2019. Todo cambió este lunes primero de marzo de 2021.

El sistema de transporte subterráneo comenzó a vender las que llamó «tarjetas inteligentes», con las que los usuarios pueden acceder a sus primeros 20 viajes por un precio de 900.000 bolívares, es decir, 0,50 dólares.

“Las tarifas en Venezuela son absolutamente solidarias”, dijo el presidente venezolano, Nicolás Maduro, reiterando el mensaje de febrero pasado: “el pueblo quiere que mejoren los servicios públicos y está dispuesto a pagar por ellos (…) Hay que cobrar precios justos en los servicios públicos para mejorarlos”.

Aunque las facturas estatales por electricidad, gas, internet y agua potable son menores a diez dólares mensuales, al menos para uso residencial, estos servicios presentan fallos a diario que han provocado numerosas protestas en todo el país.

Los proveedores privados de telefonía, internet y aseo urbano empezaron a subir casi mensualmente sus tarifas, mientras que, según estimaciones, cerca del 80 % de la población se mantiene en pobreza extrema con menos de 10 dólares al mes.

El régimen evaluará crisis de servicios públicos

La administración de Nicolás Maduro instaló una sala situacional que funcionará las 24 horas del día, para atender los problemas de servicios públicos que se presentan en el país y dar respuesta de forma temprana.

Buscar la solución coyuntural, establecer estrategias, tener una sala situacional 24 horas que nos permita tener un sistema de alerta temprana para solucionar el evento o la falla que se presente, expresó el ministro de Energía Eléctrica, Néstor Reverol.

El vicepresidente sectorial de Obras Públicas y Servicios señaló que mediante planes estratégicos con las autoridades de todos los estados buscarán disminuir el tiempo de las fallas en cuanto al servicio eléctrico, de agua y de gas.

No vamos a decir que no va a haber fallas, dentro de un sistema eléctrico, hídrico o de gas siempre va a haber fallas, lo importante es acortar el tiempo de la falla, esa es nuestra principal tarea, explicó.

Reverol dijo que los servicios públicos en Venezuela se encuentran bajo un asedio permanente.

En medio de este asedio permanente, de una amenaza política, económica, social, cultural, geográfica, ambiental y militar, están los servicios públicos, acotó.

El Gobierno venezolano ha denunciado en reiteradas ocasiones ataques terroristas contra el servicio eléctrico y de gas.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba