Economía

Todo apunta a bajos precios del petróleo

La combinación de crisis económica en China, sobreproducción de petróleo y energías renovables, afectan la recuperación de los precios del petróleo.

La empresa de inteligencia de mercados Metal Miner consideró esta semana que la caída de la bolsa de valores de China y la consecuente devaluación del yuan, han contribuido a empujar los precios del crudo a la baja en un momento que los países de la OPEP, que totalizan un tercio de la producción petrolera mundial, alcanzaron en julio su mayor nivel histórico de producción en tres años.

En el corto plazo, a estos dos factores -la economía china y la sobreproducción- se suma la inminente entrada de petróleo iraní, que en los últimos años fue presa de un embargo acordado por la ONU, debido a su avanzado programa de energía nuclear.

Se estima que el crudo iraní va a debilitar los precios, sobre todo en el próximo años (2016). En esta dirección, el Fondo Monetario Internacional (FMI) se pronunció estas semana en cuanto los precios pudieran bajar en 10 dólares el barril para el 2016. Lo que a los valores actuales, si no sigue la caída, significa que el precio pudiera llegar a los 32 dólares.

En el largo plazo

Para una industria, que en Venezuela inicia su segunda centuria -la producción se inicia con fuerza en 1915- la visión que se debe tener de la actividad debe extenderse al largo plazo.

En una análisis de The Economist, se toma en consideración la incidencia de las energías renovables, como el la eólica y la solar. Señala la publicación, “los generadores renovables cubrieron el 78% de la demanda doméstica en Alemania”.

Este avance de la energía “limpia”, debería llamar la atención de los países productores de petróleo y carbón, dos elementos usados para producir electricidad.

La importancia, en estos momentos, de la energía solar y eólica, reside en el hecho de que el mundo se encuentra persiguiendo la meta de limitar en dos grados centígrados el calentamiento global. Lo que requiere de una disminución del uso de los llamados combustible fósiles.

Advirtió The Economist, que para lograr la meta, se requiere generar 11 veces más energía con el viento (eólica) y 36 veces más con la luz solar para el año 2050.

El análisis también refirió, que “ya en algunos lugares las turbinas de viento y las celdas solares, son ahora una manera mas barata de generar electricidad que con los combustibles fósiles”. Lo que añade una preocupación más para este momento, que para el largo plazo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba