Economía

Un Nobel contra la pobreza

“Si no alcanzamos algo, es porque no le hemos puesto nuestras mentes. Creamos lo que queremos.”

Muhammad Yunus, Discurso Premio Nobel de la Paz 2006

Muhammad Yunus, Premio Nobel de la Paz 2006, visitó nuestro país invitado por Banesco que, como parte de su labor de responsabilidad social, trajo tan especial invitado para ofrecernos sus Palabras para Venezuela.

Yunus dejó una lección que urge aprender para solucionar el mayor problema que sufren enormes masas de población en todas partes del mundo como lo es la pobreza. Particularmente cuando ésta es concebida como una amenaza para la paz.

En su discurso al recibir el Nobel, Muhammad Yunus refirió que “la paz debería ser entendida de un modo humano – de un amplio modo social, político y económico. La paz está amenazada por el injusto orden económico, social y político, la ausencia de democracia, la degradación ambiental y la ausencia de derechos humanos.”

Asimismo, cree que el derecho de recibir crédito, debe ser un Derecho Humano y determinó que para construir la paz estable se deben proporcionar oportunidades para que la gente pueda construir una vida decente.

Yunus convivió con la pobreza que rodeaba el campus universitario de la Universidad de Chittagong donde enseñó durante muchos años y eso le hizo ver que de no brindar oportunidades a los pobres otorgándoles pequeños créditos como herramienta para acceder a una buena alimentación y educación, los pobres jamás dejarían de ser pobres. Desde esa época, debido a la hambruna que asolaba a este país, uno de los países más pobres y poblados del mundo, tomó conciencia de que sólo se podía salir del pauperismo superando las leyes del mercado, proporcionando microcréditos: créditos solidarios sin garantía a los más necesitados para que puedan realizar una actividad independiente y creativa.

Para ello creó el Banco Grameen que hoy da préstamos a casi 7 millones de personas pobres, el 97 por ciento de los cuales son mujeres, en 73.000 pueblos, en Bangladesh. Como él mismo dice: “Creamos una generación completamente nueva que estará bien equipada para sacar a sus familias lejos del alcance de pobreza.”

Según sus propias palabras, “Conseguimos lo que queremos, o lo que no rechazamos. Aceptamos el hecho que siempre tendremos pobres alrededor de nosotros, y que la pobreza es parte del destino humano. Esto es precisamente el por qué continuamos con personas pobres a nuestro alrededor. Si creemos firmemente en que la pobreza es inaceptable para nosotros, y que no debe pertenecer a una sociedad civilizada, construiríamos instituciones y políticas apropiadas para crear un mundo sin pobreza. Alcanzamos lo que queremos alcanzar.

Un ser humano nace en este mundo totalmente equipado, no sólo para cuidar de sí mismo, sino también para contribuir a aumentar el bienestar del mundo en su totalidad. Unos obtienen la posibilidad de explorar su potencial en algún grado, pero muchos otros nunca consiguen ninguna oportunidad, durante su vida, para desempaquetar el maravilloso regalo con el que nacieron. Ellos mueren inexplorados y el mundo queda privado de su creatividad, y su contribución.

Todo lo que se necesita para sacar a los pobres de la pobreza es crear un ambiente facilitador para ellos. Una vez el pobre pueda liberar su energía y creatividad, la pobreza desaparecerá rápidamente.”

Muhammad Yunus es un hombre que, por encima de todo, creyó en lo que quiso. Lo ha demostrado con sus acciones. Se ha propuesto erradicar la pobreza de su país y por extensión, la pobreza del mundo.

Su trabajo y su tenacidad en conseguir lo que se propuso nos enseñan que sí es posible, si creamos lo que queremos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba