Economía

Una OPEP para los nuevos tiempos

La OPEP debiera darse por satisfecha si de la reunión aniversaria clausurada ayer en Caracas surge un documento principista y una estrategia para el corto y mediano plazo, – asimilando las lecciones de los aciertos y, sobre todo, los errores de sus primeros cuarenta años- a tono con el cuadro mundial que es hoy muy diferente del que prevalecía en tiempos de la primera Cumbre, en Argelia, hace ya un cuarto de siglo.

La agudeza de la crisis de suministro petrolero reaviva la pesadilla que significó entonces para los consumidores las colas kilométricas frente a gasolineras clausuradas y la angustia por el espectro de un invierno sin calefacción, y los medios trasmiten de nuevo las imágenes de manifestaciones violentas de pescadores en España y camioneros en Polonia.

Pero es evidente para cualquier observador que la rabia no se dirige ahora, exclusivamente, contra el cartel de beduinos codiciosos a que la propaganda bien orquestada asimiló una OPEP que, de la manera mas torpe, empleó al petróleo como un arma en la cruzada del mundo árabe contra Israel.

Y es que las maniobras de los grandes consorcios y la voracidad fiscal de los gobiernos son estigmatizadas como responsables de similar magnitud de la coyuntura actual, así como la imprevisión de las autoridades de los países industrializados en procurar remedios a una dependencia energética que no ha hecho sino agravarse en el curso de estos años.

¿Es acaso por azar que apenas este martes haya anunciado la Unión Europea la intención de construir un automóvil capaz de recorrer cien kilómetros con un modesto litro de diesel y que el gobierno alemán divulgase un programa de incentivos para el ahorro de energía en las empresas y residencias familiares?
La decisión de Bruselas, en fin, de no secundar a Washington en el uso de las reservas para forzar la baja de los precios, si bien responde a obvias consideraciones de índole legal y administrativa, ha retirado un elemento de confrontación y favorece el espíritu de concertación que, es de esperar, impregne las conclusiones de la Cumbre caraqueña.

Quizás haya madurado el tiempo para dotar a la organización de una estructura mas flexible que facilite el retiro gradual de socios, por simples razones técnicas, y cosechar el fruto de las numerosas iniciativas que desde 1974 animamos en Venezuela para acercar a productores independientes, como México, Rusia, Noruega, China y Canadá, sin necesidad de una membresía que no les interesa, por respetables motivos históricos, comerciales y políticos; y relanzar el diálogo Norte-Sur con los consumidores, que fracasó en París a pesar de la habilidad diplomática del doctor Pérez Guerrero.

En lo inmediato, sin embargo, es urgente decidir un nivel de precios que prevenga o atenúe, si es ya demasiado tarde, consecuencias semejantes a las que trajo consigo el alza frenética de las dos crisis anteriores, que el sheikh Yamani acaba de recordar muy oportunamente.

En síntesis, ha advertido el antiguo ministro saudita, artífice de aquellos acontecimientos, se corre el riesgo de reincidir en cotizaciones desmesuradas que, si bien placenteras en lo inmediato para los productores por el incremento de los ingresos, se traducirían a la vuelta de cinco años en un boom de la producción que, inundaría el mercado mundial de crudos con el lógico colapso de los precios.

Es un vaticinio que ha sido descalificado como aguafiestas; quizás con ligereza.

Porque, entre otras noticias dignas de análisis, mientras el experto saudí formulaba su advertencia se anunciaba en Beijing la privatización parcial de la empresa estatal SINOPEC y un plan de modernización a cargo de los consorcios occidentales, que contempla despedir al 20% del personal para colocar a la China Popular en las grandes ligas de los productores petroleros… para el año 2005.

e-mail: [email protected]
www.miramundo.com
Caracas, septiembre 2000.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba