Economía

Venezuela aún debe pagar $5.652 millones a los tenedores de bonos en 2016

Por Gerónimo Mansutti
Rendivalores

La última parte del año es bastante pesada para Venezuela en cuanto a los pagos de cupones y capital que deben ser realizados: entre agosto y diciembre de 2016 el Estado deberá pagarle a los tenedores de bonos un total de $5.623 millones. Este es un monto superior a lo cancelado en los primeros siete meses del año, cuando los desembolsos totalizaron $4.257 millones.

La mayor parte de los desembolsos corresponden a los pagos de cupones y a las amortizaciones de capital relacionados a PDVSA: 74,3% de lo que queda por ser cancelado este año son obligaciones generadas por los bonos de de la estatal petrolera, mientras que el 25,7% restante serían cupones de los bonos soberanos.

Hay dos fechas que destacan: el 28 de octubre y el 2 de noviembre. Esos son los días en los que toca el pago del PDVSA 16 y la segunda amortización del PDVSA 17 nuevo, respectivamente.

El monto total a cancelar, tan sólo en esos dos días, asciende a $3.250 millones, al sumar capital e intereses. Para ponerlo en perspectiva, ese monto sería equivalente a poco más de 27% de lo que queda en las reservas internacionales al momento de escribir esta nota.

Pago de deuda Venezuela

La gran pregunta es: ¿honrará Venezuela estas obligaciones con sus prestamistas?

Mi opinión es que este año se harán todos los pagos sin problemas, y el mercado parece estar contando con que así será. El PDVSA 16 que vence a finales de octubre tiene el mayor precio de todos los bonos venezolanos, y el consenso entre los inversionistas institucionales es que ese desembolso se llevará a cabo sin demasiadas complicaciones. Lo mismo ocurre con la amortización del PDVSA 17 nuevo, y si se hacen estos dos pagos, los desembolsos por cupones el resto del año no representarían mayor problema.

Hay varios factores a considerar: por un lado, las autoridades han señalado que tienen intención de realizar esos pagos, y parece bastante evidente que el gobierno ha decidido priorizar el pago de la deuda externa. El ejecutivo ha recortado significativamente las importaciones, ha aplazado el pago de buena parte de la deuda comercial y ha señalado su disposición a usar las reservas internacionales para el pago de los bonos, lo que incrementa las probabilidades de que la deuda externa sea honrada. De igual manera, el hecho de que el gobierno y PDVSA hayan recomprado buena parte de su deuda de corto plazo ayuda a aligerar la carga inmediata.

Este esquema, por supuesto, difícilmente podría ser sostenible en el tiempo. En 2017 hay que cancelar cerca de $10.000 millones, y aunque PDVSA planea ofrecerle a los inversionistas un canje para reducir su carga en el corto plazo, lo cierto es que sin que se hagan reformas para eliminar las profundas distorsiones que hoy sufre la economía venezolana, es cuestión de tiempo para que el país llegue a un punto en el que simplemente no tenga la capacidad para seguir cumpliendo con sus compromisos externos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba