Economía

Venezuela en la película de Grecia

Cuando se examinan los números de la crisis de Grecia, vemos a Venezuela retratada en esta película que más que un drama, es una tragedia.

Si bien las situaciones que llevaron a los griegos a su situación actual, hay similitudes que no debemos pasar por alto. Aunque también existen diferencias, que son apropiadas analizar a favor y en contra.

Venezuela tiene 3 veces más habitantes que Grecia. Aunque el PIB por habitante de Grecia es 2,47 veces superior al de Venezuela.

Al 20 de junio de este año, Grecia tiene una deuda pública cercana a los 400 mil millones de dólares. En tanto Venezuela, según estimaciones del economista Francisco Faraco, la deuda venezolana rondaría los 300 mil millones de dólares. Eso nos señala que la deuda total griega es un 33% superior a la venezolana.

Si se calcula la deuda por habitante, encontraríamos que en Grecia es de 27 mil dólares por habitante, mientras para Venezuela es de 9 mil dólares por habitantes. En este punto cabe la pregunta de que sí Venezuela todavía tendría capacidad para seguir endeudándose.

Un racionamiento que el ex ministro Jorge Giordani, Merentes y Rafael Ramírez, esgrimieron cada vez que el país, en los años anteriores, aumentaba su nivel de endeudamiento.

Probablemente, la respuesta más directa sea una pregunta: Si no podemos enfrentar una nivel de deuda de 300 mil millones de dólares, ¿Podremos honrar tres veces ese nivel, para llegar al índice griego? (tres veces más, serían 900 mil millones de dólares).

Lo que si es seguro, es que si seguimos endeudándonos, estaremos en los mismos niveles de tragedia de los griegos.

Deuda de 300 millones de dólares

Francisco Faraco señaló en marzo, que “la deuda interna se paga con inflación, la pagamos con inflación pero la deuda externa la tenemos que pagar con dólares, si hablamos de 300 mil millones de dólares, eso es casi 10 veces las reservas internacionales, eso no hay con que pagarlo, a menos que se vaya a una política distinta”.

Una política distinta, que tres meses después, no se asoma desde el balcón del pueblo de Miraflores, y por lo tanto no ha llegado al despacho del ministro de Finanzas, ni a la presidencia del Banco Central.

Según informaciones de la Unión Europea (UE), Grecia necesita con urgencia unos 25 mil millones de dólares para cubrir el déficit fiscal, y destrabar su economía. Una cifra similar (de 25 a 30 mil millones) que necesitaría Venezuela para cumplir sus compromisos de julio a diciembre del 2015.

En lo estrictamente relativo a la amortización de capital e interés de la deuda externa, Venezuela deberá pagar este año un estimado de 11 mil millones de dólares.

En este aspecto, la diferencia es que, mientras la UE estaría dispuesta a aportar dichos fondos, siempre y cuando Grecia asuma unas estrictas condiciones de ajuste; Venezuela todavía tiene que descubrir y negociar con algún país, o grupo de países, que esté dispuesto a aportarle esos recursos. Lo que todavía no está a la vista.

Si Grecia acepta las condiciones del resto de países de la UE, serían cuestión de horas para que salga de su estado de default en que amaneció el miércoles 1º de julio.

En el caso de Venezuela, los informes económicos, de los principales bancos con operaciones globales, estiman que el país pudiera entrar en default en el 2016.

Estructura económica

El secreto para pagar las deudas, es que hay que producir. Los países no pueden vivir todo el tiempo de ayudas y refinanciamientos.

A diferencia de sus iguales de Europa, Grecia es uno de los países menos industrializados. Sólo el 18% del PIB, proviene del sector industrial. Predominando el sector servicios con el 65% del PIB.

Por su parte, Venezuela tiene una altísima concentración en una sola actividad: el petróleo, al recibir por las exportaciones de esta industria más del 96% de las divisas.

En ambos países, el crecimiento de la producción interanual de bienes y servicios, ha venido cayendo en los últimos años. En Venezuela desde el 2012, haciéndose negativa desde el año 2014. En el caso de Grecia, el PIB comenzó a caer en el 2007, y es negativo (decrecimiento) desde el 2008.

Grecia pudiera estar al final de esta etapa de su crisis, si llega aun acuerdo con la UE. Aunque habrá que esperar hasta domingo, para conocer los resultados del referéndum que convocó el gobierno griego sobre el tema.

De no llegarse a un acuerdo, la tragedia se materializaría, y sería el comienzo de una etapa de la crisis.

En Venezuela, dependerá de las acciones que decida tomar el gobierno. En todo caso, el futuro pudiera ser un camino sembrado de espinas, y dependerá de las decisiones del gobierno que nos agarre con los pies en el suelo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba