Economía

Venezuela, para el sector privado naviero venezolano: Navegar es necesario

Hemos hablado en anteriores ocasiones de la importancia que a nuestro entender, tiene para Venezuela, la Industria Naval y poseer una flota propia de buques que sean capaces de cubrir las necesidades que esta nación tiene para transportar, vía marítima, productos, especialmente, de exportación e incluso fletes internacionales. Son entrada de divisas.

Por otra parte, hemos hablado también de la necesidad, que a nuestro criterio existe, de que haya una Simbiosis entre el Sector Público y el Sector Privado, para relanzar la deprimida economía venezolana.

Pues, parece ser, que el sector privado marítimo venezolano, se decide, felizmente, a lanzarse a ello, porque tenemos información, a través de la prensa española, de que la empresa privada venezolana LINEA NAVIERA DE CABOTAJE, (LINACA), está en avanzadas negociaciones con la empresa española ASTILLEROS ESPAÑOLES S.A., (AESA), para la firma de un contrato de construcción de ocho buques tipo Bulk-Carrier, es decir, buques, capaces de transportar carga a granel, tal como puede ser grano, mineral como, por ejemplo, carbón mineral, cemento, pirita, etc..,

Los buques tendrán una capacidad máxima de carga, cada uno de ellos, de 25.000 Tns. Métricas y el contrato asciende a un total de 22.800 millones de Pts (unos 127 millones de $USA, aproximadamente), dependiendo del valor, que a fecha de contrato se haya tomado de esta divisa o moneda de curso legal norteamericana.

Son buques medianos en cuanto a su Peso Muerto o capacidad máxima de carga se refiere y cada uno de ellos, tiene un precio contractual, puesto en muelle del astillero constructor, flotando y preparado para comenzar a navegar, normalmente, ya aceptado y recibido, cada uno de ellos, por su armador, en este caso la empresa LINACA, de unos 15,87 millones de $USA, según lo antes indicado y debidamente clasificados….

Estas negociaciones entre empresa armadora y empresa constructora o astillero constructor, suelen ser largas desde su inicio hasta la firma, propiamente dicha y entrada en vigor del contrato, porque es necesario definir el buque, reflejar, por parte del astillero constructor, en el mismo, las necesidades y deseos del armador, sus maquinarias y equipos etc.., no siendo, necesariamente, que la firma del contrato coincida con la entrada en vigor del mismo.

Estas conversaciones o negociaciones están, actualmente, en progreso y sin concluir, por tanto y vienen desarrollándose, como decimos, desde hace meses, lo cuál, es totalmente normal en este tipo de negociaciones.

Si, como parece, existe interés por ambas parte contratantes, ARMADOR y CONSTRUCTOR, términos usuales que suelen emplearse en este tipo de contrato, que suele ser exhaustivo en detalles y cláusulas contractuales, acompañado de una Especificación Técnica contractual, también exhaustiva en cuanto a detalles y definición técnica del buque, se refiere, juntamente con planos contractuales de dicho buque etc.., es decir, generan una serie considerable de documentos jurídicos que son los que van a regir, desde la entrada en vigor del contrato hasta su extinción, es decir, hasta que pasado el año de garantía al que está acogido cada buque y cumplido, por parte del Constructor y del Armador, todas sus respectivas obligaciones y derechos contractuales, el contrato, deja de tener razón de ser y se extingue. Así pues, lo más probable y normal es que se alcance un acuerdo definitivo y se proceda a la firma de dicho contrato.

Pero como es natural, los aspectos técnicos suelen a estas alturas de las negociaciones estar, prácticamente superados, lo que sí puede quedar pendiente y ser definitivo es el aspecto financiero o económico, es decir, quien va a financiar esta operación.

Se contempla que el total de esta inversión a realizar sería como sigue:

La mitad, es decir, 11.400 millones de Pts ( unos $USA 63,33 millones), serían aportados por España a través de un crédito a Venezuela cedido por el FONDO DE AYUDA AL DESARROLLO (F.A.D.), y la otra mitad correría a cargo de Venezuela, mediante la concesión de un crédito de la banca privada internacional.

De todo esto, a nuestro juicio, se desprenden dos principios que venimos defendiendo en nuestros artículos, editados, siempre en VENEZUELA ANALÍTICA, que Venezuela, siente la necesidad de navegar, de tener buques propios que le permita transportar carga por vía marítima. De ahí que titulemos nuestro articulo: VENEZUELA; PARA EL SECTOR PRIVADO NAVIERO VENEZOLANO: NAVEGAR ES NECESARIO.

El otro principio es que el sector privado, se lanza, tal como veníamos deseando y así lo hemos expresado, repetidas veces, en nuestros mencionados artículos, a invertir, generando con ello, riqueza y puestos de trabajo en Venezuela, lo cuál, actualmente, es muy importante y sabemos que también la industria del Aluminio, igualmente, se relanza en el sector privado y con participación de capital extranjero.

Pero hay algo más importante, si cabe. Dentro de todo esto y es que España, muestra confianza en la economía venezolana, puesto que a través del F.A.D. concede un crédito a Venezuela de unos $USA 63,33 millones que los va a recibir una empresa privada venezolana y por otra parte, la banca privada internacional, también muestra confianza en la economía venezolana, puesto que va a concederle otros tantos $USA63,33 millones.(Se va a formar un Consorcio Financiero).

Por otra parte, está la Simbiosis Sector Público/Sector Privado, puesto que el astillero español, constructor de estos buques, es público y el armador venezolano es privado.

Pero lo que también es cierto es que este contrato se enmarca dentro de los acuerdos, vigentes, bilaterales existentes entre el Gobierno Venezolano y el Gobierno Español.

El autor de este artículo, cuando estuvo trabajando en Venezuela, lo hizo, igualmente, a través de este tipo de acuerdo y de transferencia tecnológica a Venezuela en la industria naval venezolana.

Es una realidad, pues, que el Sector Público y el Sector Privado, pueden convivir, en paz y en armonía y que el Sector Público, en este caso, el Gobierno Venezolano y el Español, han hecho de intermediarios de reanimadores, de árbitros, de enlaces de unión y entendimiento entre empresas de ambas naciones, que repetimos, consideramos son hermanas. (Peculiaridad empresa pública/empresa privada).

Por eso, decimos e insistimos en que NAVEGAR ES NECESARIO y para navegar se necesitan buques y astilleros donde construirlos y repararlos.

Venezuela, tiene, como hemos dicho, repetidas veces, operativo un astillero público: DIANCA, que no entendemos por qué ese empeño del F.I.V. y de CONAPRI en privatizarlo, es decir, en hacerlo desaparecer y tiene uno en estado de oxidación e inoperativo que es ASTINAVE, donde estuvimos trabajando y conocemos, en profundidad. El F.I.V., lo mal vendió para que empresas privadas venezolanas que nada tienen que ver con la industria naval, al menos, en forma directa, lo tengan en este estado. Pues está claro, que no deseaban crear riqueza para el pueblo venezolano, si no para su propio beneficio. En definitiva, entendemos, que es especular con patrimonio público. Deténgase ya, de una vez por todas, pues, por parte del Gobierno del Sr.Chávez Frías, tanto desatino, por parte de estas entidades que han dejado de tener razón de ser (F.I.V. y CONAPRI). Deténgase la locura de Privatizar la Privatización.

Una vez más nos permitimos solicitarle al Gobierno del Sr. Chávez Frías que detenga esta desamortización injustificada del patrimonio nacional venezolano y cree riqueza y no pobreza. Que haga las gestiones legales pertinentes para poner operativo ASTINAVE, que haga caso a la petición de la Armada Venezolana y lo ponga, pues, eso, operativo, que armadores existen para ambos astilleros, que cree riqueza y puestos de trabajo en Paraguaná y especialmente en Los Taques, que bien necesitada de ella está.

Que cree, lo antes posible, una Comisión Constituyente Parlamentaria para sacar adelante esta industria imprescindible y necesaria para Venezuela, que reduzca el porcentaje de charters de buques petrolero que tiene necesidad de contratar PDVSA, de lo cuál, también hemos hablado en anteriores artículos, con lo cuál, se reducirán los costes del transporte del crudo vendido y puesto en puerto de descarga.

Que se abra al mar, donde todas las naciones, a través de la historia, han luchado por mantener su dominio, siendo, precisamente, el Mar Caribe, escenario de cruentas batallas entre buques ingleses y corsarios piratas, que han llegado a crear auténticas leyendas. Donde galeones españoles han naufragado, donde se han librado batallas en las que España, perdió, no solamente su flota y dominio del mar, si no también sus colonias como fue, por ejemplo, Cuba.

Sin el dominio del mar, ninguna nación puede ser poderosa, por eso, insistimos en que NAVEGARE NECESSARE EST, VIVIRE NOT NECESSARE EST.

Con el tiempo, Venezuela, puede tener su propio astillero donde construir sus buques y donde construir buques para otras naciones, ya lo hemos dicho en nuestros artículos. No estime el lector que es una obstinación nuestra, es una realidad palpable y aquí, lo estamos viendo, en el caso en el que estamos centrando este artículo.

Industria Naval, Industria Hotelera, Hostelera y Turística, Industria Minera, Agrícola y Ganadera y por supuesto Industria Petrolera, son los pilares fundamentales, a nuestro juicio, de la economía nacional venezolana y entrada de divisas, que muy necesarias son.

De las dos primeras, ya hemos hablado, de la Minera, Agrícola y Ganadera, hemos, igualmente hablado, si bien, no con tanta amplitud, de la petrolera, igualmente hemos hablado.

La industria petrolera, la minera, la agrícola y ganadera, necesita de la industria naval, porque son productos exportables, por parte de Venezuela, y necesariamente de transportar por vía marítima. Son necesarios, pues, los Astilleros Venezolanos, en estado operativo, repetimos, la misma Armada Venezolana así lo reclama al Gobierno del Sr.Chávez Frías, es una Institución mucho más autorizada que nosotros en este tema, no es, por tanto, sólo nuestra petición y opinión.

No demore, por más tiempo, el Gobierno Venezolano, emprender esta actividad y animamos, una vez más, al empresariado privado venezolano a que invierta en su nación, pues desde el extranjero se le está demostrando que hay confianza en la economía y estabilidad venezolana. No vemos indicios de alarmismos infundados, sólo vemos, la necesidad urgente e imperiosa de que el Gobierno Venezolano, el Sector Público Venezolano y el Sector Privado Venezolano, comiencen, de inmediato, a trabajar juntos para sacar a Venezuela de la crisis económica en la que se encuentra sumida desde hace ya, bastantes años.

Podemos dar fe de que existen armadores y brokers europeos muy interesados en llevar buques portacontenedores a reparar a DIANCA y se han interesado, igualmente, por ASTINAVE. Deténgase, por tanto, una vez más lo solicitamos, por parte del Gobierno del Sr.Chávez Frías el afán privatizador del F.I.V.. y de CONAPRI. Recordemos, se privatizó VIASA y desapareció, se privatizó ASTINAVE y desapareció, ahora se quiere privatizar DIANCA y desaparecerá. ¿Hacia donde conduce ese camino?. Hacia la pobreza y el paro. Sin duda alguna. Repetimos, hay que generar riqueza y puestos de trabajo, públicos y privados y no repartir pobreza, que sólo la absorbe el Sector Privado, es decir, el Gobierno. Privatizar la Privatización equivale a transferir riqueza del sector público o Patrimonio Nacional hacia una minoría del Sector Privado. Eso, no conduce al Estado de Bienestar y Expansión, conduce, como bien dice la Armada Venezolana al Estado de la Reducción. Sin empresas no hay producción ni empleos, ni riqueza.

Háganse rentable estos astilleros, adecuando, como ya hemos dicho, su estructura productiva y su gestión y entonces, ábranse al Mercado Bursátil Venezolano, de manera que quien lo desee, pueda invertir en ellos, pero manteniendo el Estado Venezolano el control de los mismos por las razones que ya hemos expuesto en anteriores artículos.

Si más adelante, se contempla la posibilidad de que una adecuada y solvente empresa venezolana se haga cargo de ellos, hágase, pues, pero manteniendo, siempre, la condición de industria nacional estratégica y la garantía de su continuidad como tales.

Repetimos, si así se hace, Venezuela será, insistimos, una vez más, el motor económico e industrial de Centro y Sudamérica y eso le llevará a su auténtica independencia y soberanía nacional. Creemos, firmemente, que esa es la voluntad manifiesta de la mayoría del pueblo venezolano. Cúmplase, pues, por cada parte implicada en ello, el llevar a cabo el mandato recibido en las últimas megaelecciones celebradas.

Muy recientemente, el actual Ministro de Energía Venezolano ha confirmado que no existen suficientes buques tanqueros para satisfacer la demanda de fletes de crudo de Venezuela. Y es, realmente, cierto.

Entonces, nos preguntamos ¿Cómo el F.I.V. y CONAPRI, solamente piensan en privatizar la industria naval venezolana, es decir, en hacerla desaparecer y el Gobierno del Sr.Chávez Frías lo consiente?.

Es muy difícil poder entender esta contradictoria situación, cuando, por una parte, el Sr.Chávez Frías, dice que quiere reavivar la industria naval venezolana y nosotros lo aplaudimos y por otra, la misma Armada Venezolana, está diciendo que no se continúe por la vía del camino del Estado de la Reducción y se activen muelles y astillero oxidados, lo cuál, ya hemos dicho, anteriormente, en nuestros anteriores artículos.

A nuestro juicio, sobre FEDECAMARAS, sobre el EL GOBIERNO DEL SR. CHAVEZ FRIAS, sobre EL EMPRESARIADO PRIVADO VENEZOLANO, recae esta enorme responsabilidad e ingente tarea y naturalmente, todos unidos y todos aportando lo que le corresponda aportar, por ahora, riesgos y sacrificios. Al final, la cosecha será la salida de la crisis económica y el resurgir de Venezuela. Creemos que la ayuda de España, no va a faltar y de hecho ya está presente y del resto de las naciones que forman el Consorcio Financiero antes mencionado, tampoco. Sólo nos resta decir: ADELANTE, PUES, y no más dudas ni dilaciones, la ocasión así lo requiere.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar