Economía

Venezuela: ¿Permanecer en la OPEP o abandonarla?

Sin ser expertos en este tema, sólo basándonos en lo que al efecto leemos en los medios de comunicación y lo que hemos vivido en esa nación, ya presentábamos nuestras dudas sobre si la permanencia de Venezuela en la OPEP, era o no favorable a los intereses nacionales venezolanos (ver nuestros artículos editados en Venezuela Analítica, con sendas fechas de 1 de Octubre de 2001 “¿La Política de Precios Uninarios de la OPEP constituye un modelo económico? y con fecha 23 Octubre de 2001 “La OPEP y sus precios unitarios vistos desde el lado de la demanda»)

Realmente, es un tema muy profundo de poder analizar y no pretendemos explicitar controversias tales como la planteada, dado que existen muy doctas personas en la nación venezolana que tienen voz muy autorizada en este tema. Sólo pretendemos, dar nuestra modesta opinión al respecto en base a los datos establecidos e información recibida.

Lo cierto es que PDVSA, ha tenido que reducir su nivel de producción de crudo, dado que a partir del pasado día 1 de Enero, la OPEP, le asignó una nueva cuota (a la baja) de la misma y en consecuencia, se ve imposibilitada de atender compromisos contractuales contraídos con clientes. De ahí que acuda, a la figura jurídica, contractualmente, muy usada y que conocemos, denominada: Causa de Fuerza Mayor

No somos juristas y por tanto, no nos corresponde entablar una detenida meditación de si, realmente, es aplicable, correctamente, a esta situación, dicha figura jurídica. Sí, podemos decirle al lector que a lo largo de nuestra vida profesional, hemos manejado contratos sinalagmáticos y por supuesto, más de una vez, hemos tenido que recurrir a la misma, pero también hemos tenido que demostrar, fehacientemente, que ha existido esa Causa de Fuerza Mayor para que la otra parte, contractualmente interesada, nos la aceptase.

En el caso que nos ocupa, suele aceptarse como >b>causa de fuerza mayor, «todos aquellos hechos generados por el hombre o por la naturaleza y que no pueden ser evitados por una de las partes contractuales «

Así, por ejemplo, para PDVSA, sería una Causa de Fuerza Mayor</b el no poder cumplir un compromiso contractual de entrega en fecha acordada, porque ha existido una huelga que le ha imposibilitado hacerlo. O bien, ha existido un sabotaje en sus instalaciones o ha existido un tornado o un fenómeno meteorológico que le ha impedido tener sus instalaciones en funcionamiento o se ha declarado un estado de guerra o un accidente etc…,

Desde este punto de vista, PDVSA, puede, a nuestro criterio, ampararse en esta figura jurídica para justificar su incumplimiento contractual, antes mencionado, de no poder atender compromisos, contractualmente contraídos, por no tener suficiente producción de crudo, debido a sus limitaciones de producción impuestas por el Gobierno Venezolano, que decide acatar la sumisión y reducción de cuota que le asigna la OPEP.

PDVSA tiene, sin duda, su propio ente jurídico, tiene su personalidad jurídica propia y aun cuando sea una empresa pública, es responsable de sus propios actos. Pero, no puede escapar a la normativa jurídica que le imponga su propio gobierno.

Nuestra información nos indica que su máxima producción desde primeros de Enero del año en curso, no puede sobrepasar la cantidad de 2947 millones de barriles por día (b.p.d.).

Es, pues, una restricción impuesta por la OPEP y aceptada por el Gobierno del Sr. Chavez Frías.

Sin embargo, la firma PLATTS, reporta que PDVSA, bombeó desde primeros de dicho mes, la cantidad de 2,56 millones de b.p.d. hasta fecha reciente y por tanto, equivale a haber bombeado 63.000 b.p.d. en exceso, sobre la cuota establecida por la OPEP.

Pero debe tenerse en cuenta que PDVSA, ha bombeado, como mínimo, desde el mes de Febrero del año 1.995, la cantidad de 2,5 millones de b.p.d., por tanto, el descenso de la producción es alarmante, provoca un colapso de incumplimientos, una merma en los ingresos de PDVSA, que se está dejando sentir en los ingresos fiscales, que por este concepto, recibe la Hacienda Pública Venezolana y un nivel muy considerable de subactividad que rápidamente, hace subir, alarmantemente, sus Costos Totales Unitarios de Producción, generando muy importantes Costos de Subactividad. Si por un lado disminuimos los ingresos de PDVSA y por otro lado aumentamos sus Costos de Subactividad, los Beneficios Por Ventas (Utilidad por Ventas) y su Rentabilidad como empresa, se ve, lógicamente, seriamente afectada. Su futuro peligra, es de una lógica contundente y con ello el futuro y desde luego, ya, el presente de la economía nacional venezolana.

De momento, la firma FITCH RESEARCH, ha calificado a PDVSA en (A- Estable) y a la República Bolivariana de Venezuela en( BB- Negativa). (Indice Riesgo Soberano).

Es que todo se paga en esta vida, al contado y a precio muy alto. En consecuencia y sin tener en cuenta el coste financiero que le reporta a PDVSA, el acuerdo de cooperación petrolífera existente entre esta nación y Cuba, es evidente que la OPEP está poniendo en serio peligro de estabilidad financiera a esta empresa líder venezolana y a la misma economía nacional venezolana.

Opinamos que Venezuela no puede continuar aceptando la política de precios y producción que le impone la OPEP y su decisión debe ser rápida y drástica: “MANTEQUILLA O CAÑONES”. Es decir, o se produce petróleo y el pueblo venezolano mantiene su economía principal o cañones y el pueblo venezolano verá incrementada aún más su crisis económica y habrá desestabilización social. Quisiéramos equivocarnos y que nadie interprete que estamos dando llamados inquietantes. Sólo la verdad, cruda y real y tal como la vemos desde el exterior de Venezuela.

El Ing. Juan Francisco Salas Romero es Diplomado en Planificación y Administración de Empresas, Universidad Politécnica de Madrid
Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba