Economía

Venezuela reportó al FMI que la inflación en 2016 cerró en 274%

El Banco Central de Venezuela (BCV) reportó al Fondo Monetario Internacional (FMI) que la inflación en 2016 cerró en 274,4%, de acuerdo con la más reciente publicación estadística del organismo del que Venezuela es miembro y accionista.

La cifra, que aún no ha sido divulgada a la opinión pública nacional en los reportes del ente emisor, es 446% inferior a lo que estimó el propio FMI en sus perspectivas de cierre de 2016, cuando anunció que Venezuela cerraría con una inflación por encima de 700%.

El BCV no pública datos económicos, estadísticas o cifras de escasez y resultados del Indice Nacional de Precios al Consumidor desde el tercer trimestre de 2015, cuando anunció que la inflación ese año cerró en 180,9%.

Venezuela está obligada a reportar diversas estadísticas económicas al Sistema de Divulgación de Datos del FMI, así como a otros organismos multilaterales de los que el país es miembro.

El economista y diputado a la Asamblea Nacional por el bloque de oposición, José Guerra, señaló que la situación es insólita, pues el BCV le suministra data al FMI y no al país.

«Hay dos cosas: uno, que esa cifra no es la verdadera. Ellos están calculando dos índices de precios, uno que mandan a los organismos internacionales y otro, que es el verdadero, no lo publican, entonces esa cifra está subestimada. Lo segundo, es que se trata de una falta de respeto del directorio del bcv, que publican cifras a los organismos internacionales y no a los venezolanos; eso es algo digno de un tratado de psiquiatría, algo insólito: un banco Central que le dé cifras al FMI pero no al país», explicó el también presidente de la Comisión de Finanzas del Parlamento.

Reporte del BCV al FMI/Abril 2017
Reporte del BCV al FMI/Abril 2017

Opacidad del BCV no solo le complica la vida a los economistas

Existe consenso entre economistas y especialistas en cuanto a la dificultad de poder analizar la economía venezolana, pues sencillamente no existen datos oficiales.

El economista Ronald Balza, al ser consultado respecto a lo que ya pudiera denominarse como una política de opacidad, consideró que la situación no solo afecta a los especialistas en el área económica, sino que termina pro ser perjudicial para la población en general.

«Lo primero que hay que advertir  es la opacidad. El BCV dejo de publicar las cifras sobre inflación, del PIB, de la balanza de pagos, los detalles sobre el manejo de las reservas internacionales desde 2015.  A eso se suma los retrasos que tiene el Instituto Nacional de Estadísticas, que publicaba cifras importantes sobre el consumo y venta de alimentos y el índice de Desarrollo Humano; todo eso lo dejaron de publicar, siendo las ultimas publicaciones del 2014. Eso es algo muy grave porque dificultad la evaluación de la magnitud de los daños de que ha estado sufriendo la economía venezolana en los últimos años. Esa evaluación es lo que permite hacer recomendaciones de política económica o incluso entender mejor las políticas que el Gobierno estuviese implementando, si tuviesen una orientación que pudiese ser defendida por alguien que comprendiera lo que están haciendo, pero sin información es muy cuesta arriba ponerse del lado del Gobierno en lo que están haciendo», explicó Balza.

Ante la escasez de información por parte del BCV, la Asamblea Nacional creó en el mes de febrero de este año su propio Índice de Precios al Consumidor, el Ipcan, que fue impulsado por la Comisión de Finanzas del Parlamento, y que mensualmente publica cifras de inflación en el país.

«Llevamos un año y medio sin cifras porque desprecian al país y no tienen ningún tipo de consideración por los venezolanos. Ellos le reportan datos al FMI y a otros organismos, porque los pueden desafiliar si no lo hacen», explicó Guerra

El FMI estimó recientemente que continuará la contracción de la economía venezolana, 7,4 % este año, aunque en 2018 la pérdida se reducirá al 4,1 %.

La inflación, por su parte, seguirá desbocada: este año se prevé 720 %, cifra que quedará empequeñecida con 2.000 % previsto para 2018. La tasa de desempleo también aumentará, de 21,2 % actual a 25,3 % en 2017.

 

 

 

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba