Economía

William Simon: héroe americano

(AIPE)- El 2 de junio murió William Simon, uno de los grandes líderes de Estados Unidos durante las últimas tres décadas del siglo XX. En 1973, Simon dejó de ser socio del banco de inversiones Salomon Brothers, en Wall Street, para aceptar el cargo de subsecretario del Tesoro en la administración Nixon. Luego asumió la responsabilidad de “zar de la energía”, durante el embargo petrolero árabe, para después ser secretario del Tesoro bajo Nixon y Ford.

Aquellos eran los tiempos oscuros de presiones soviéticas y cuando nuestros “aliados” árabes ponían en peligro nuestra prosperidad suspendiendo las ventas petroleras debido a nuestro apoyo a Israel. El dólar era golpeado y la inflación aumentaba, mientras a la izquierda sólo le interesaba utilizar el turbio episodio de Watergate para tumbar a Nixon y dañar al Partido Republicano. Frente a tales crisis, Simon era toda una fortaleza, asignando gran parte del escaso suministro petrolero hacia la industria. Para evitar que los soviéticos le sacaran provecho a la crisis energética en el Tercer Mundo, Simon creó líneas de créditos internacionales para las naciones pobres, mientras que para proteger al dólar persuadió a los árabes a que invirtieran en este país sus fabulosas ganancias.

Simon entendía que el sistema impositivo es el peor enemigo de la productividad porque penaliza el ahorro y favorece el gasto. Por ello en 1975 lanzó un proyecto de reforma, el cual todavía aguarda por un gobierno con la energía y visión para instrumentarlo.

Simon era un convencido defensor del libre mercado. Sabía que los controles y regulaciones no sólo no funcionan sino que violan la libertad individual. Se hubiera llevado muy bien con Winston Churchill; lo mismo que ese gran hombre, no temía asumir la responsabilidad por sus decisiones. Cuando políticos irresponsables llevaron a la ciudad de Nueva York a la bancarrota en 1975, Simon se opuso a sacarla de apuros porque ello fomentaría la irresponsabilidad de otros alcaldes.

En los años 80, de regreso al sector privado, Simon fue uno de los arquitectos de la compra de empresas emitiendo bonos que pagan altos intereses, en lugar de acciones (“leveraged buyout”), herramienta que fue ampliamente utilizada para reestructurar las empresas americanas y volverlas competitivas nuevamente.

Simon era un católico devoto, regalando 80 millones de dólares de su fortuna personal y ayudando personalmente a gente enferma y pobre. Pero quizá su principal contribución a la nación fue el papel que jugó impidiendo que la “corrección política” de la izquierda lograra una hegemonía total en la vida intelectual y política del país. Como presidente de la Olin Foundation organizó y patrocinó una contrainteligencia conformada por algunas de las voces más importantes del mundo académico e intelectual. La fundación patrocinó a intelectuales valientes y visionarios, gente como Irving Kristol, William Bennett, Robert Bork, Robert Conquest, Richard Pipes, Walter Williams, Dinesh D’Souza, George Priest y Walter Berns.

Bajo la guía de William Simon, la Olin Foundation apoyó el trabajo de institutos privados de estudios públicos como Cato Institute, Heritage Foundation, Hoover Institution y el American Enterprise Institute, los cuales hoy en día dominan el campo de los estudios públicos. También patrocinó los programas de Leyes y Economía en las universidades de Chicago, Harvard, Yale y George Mason. Simon estaba consciente que abstractas sentencias judiciales a menudo tienen consecuencias no previstas en la economía. Para sensibilizar a los jueces, la Fundación Olin patrocinó cursos para los jueces dictados por distinguidos académicos como Henry Manne y Paul Samuelson.

William Simon trabajó muy duro a lo largo de sus 72 años, no sólo para sí, sino también por sus amigos, por sus principios y por su país.

Columnista del Washington Times, fue subsecretario del Tesoro.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar