Economía

Y dale con el derrame petrolero

Del lago contaminado todos somos responsables

Debe decirse una vez más que la contaminación que afecta al lago de Maracaibo trasciende las oportunidades electorales, las campañas políticas, el reciente derrame petrolero, y el oportunismo de políticos que no aprenden y tirapiedras que agarran el tema de bandería.

El daño que se ha causado al lago tiene data de casi un siglo y una acumulación de la que somos responsables todos y cada uno de los zulianos por el uso que se dio y se ha dado al lago como depósito de cuanta basura le hemos querido lanzar, mientras que la preocupación pública se ha reducido casi exclusivamente al estribillo de la gaita de protesta.

Al igual que las petroleras extranjeras que de su subsuelo sustrajeron abundante oro líquido, es también responsable de su deterioro, Pequiven, filial de Petróleos de Venezuela S.A., y buena parte de los protagonistas de la economía e industria del Zulia reunida en sus cámaras de comercio e industriales y agazapadas con su culpa detrás de la responsabilidad ineludible del petróleo, cuyas operadoras originales y filiales de PDVSA -la buena- fueron casi las únicas empresas que a través del Comité Intercompañías Pro Conservación de Lago de Maracaibo, junto con organismos como el Instituto para el Control y la Conservación de la Cuenca del Lago de Maracaibo (Iclam) y figuras como la de Pablo Emilio Colmenares y Lenín Herrera, hicieron evidentes esfuerzos por resolver y crear conciencia conservacionista dirigida a su preservación más allá de la lamentable indiferencia general.

Del daño causado al lago es también responsable Carbozulia, filial de la Corporación de Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia), los gremios ganaderos, los vecinos de las playas del lago, los industriales y comerciantes apostados en sus riberas, todos los gobernadores habidos durante casi todo el siglo XX y en el que va en curso por su increíble pasividad frente a al deterioro creciente del lago, entre ellos Omar Barboza, distinguido dirigente de Un Nuevo Tiempo y otra buena cantidad ex gobernadores –Oswaldo Álvarez Paz, Francisco Arias Cárdenas, Manuel Rosales, entre otros-, miembros del stau quo actuante hoy en la política roja, azul, verde o blanca.

Acábese la hipocresía expresada en el articulismo de arribistas de oficio, y déjese de tomar el tema del urgente rescate que requiere el lago de Maracaibo, como hendija para el oportunismo de partidos y figuras que son corresponsables mayores que cualquier otro actor, pues tuvieron poder e influencia y absolutamente nada hicieron.

Propóngase la Mesa de la Unidad (MUD) encabezada por un político que está demostrando la seriedad, justeza y equilibro que requiere Venezuela, Ramón Guillermo Aveledo, concebir y presentar ante la Asamblea Nacional una propuesta por la recuperación integral del ambiente y la ecología venezolana.

Deberá comenzarse por el rescate y conservación del lago zuliano, del de Valencia y del río Guaire como tareas de extrema prioridad, pues por factores diversos el país todo está contaminado desde Castilletes hasta Punta de Playa, y de cabo de San Román hasta Mapire.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba