Economía

Zonas Económicas Especiales buscarían flexibilizar importaciones de combustible

La administración de Nicolás Maduro estaría apostando a flexibilizar las importaciones de combustible, esto sería a través de la Ley Antibloqueo y la de Zonas Económicas Especiales. La idea es poder aliviar la crisis de escasez que vive el país en este ámbito, eso sí, todo bajo un nuevo esquema de precios, lo que supondría una disminución del subsidio del precio de la gasolina.

Y es que de acuerdo a fuentes vinculadas al sector petrolero, aseguran que a pesar del esfuerzo de PDVSA en aras de buscar la recuperación de la producción de combustibles en el país, la administración chavista sabe que se hace necesario poder introducir reformas de importancia para el buen funcionamiento del mercado.

Y es que desde mayo de 2020 el combustible barato en Venezuela se acabó, dado que desde esa fecha entró en vigor un nuevo esquema de precios, y solo es posible surtir bajo el esquema de subsidio haciendo colas kilométricas, en las que los usuarios pueden pasar incluso algunos días.

La escasez de combustible en el país también viene dada por la paralización de algunas refinerías, tal como es el caso de la de Cardón, que forma parte del Complejo Refinador Paraguaná, la cual no está en operaciones por estar sometida a un proceso de mantenimiento, el cual se extenderá por un lapso que oscila entre ocho y nueve semanas.

Según la información suministrada por el dirigente sindical Iván Freites, Cardón produce 60 mil barriles de los 80 mil barriles diarios de gasolina que en la actualidad están saliendo de las diversas refinerías nacionales, razón por la cual la oferta de combustible se reducirá en un 75%.

PDVSA no ha podido resolver la inestabilidad con la que han venido operando las diversas plantas procesadoras, dado que no cuentan con el recurso humano calificado para atender los problemas previstos, además que muchos de los repuestos necesarios para solventar la situación deben ser adquiridos en el exterior.

La problemática principal se presenta, dado que en el seno de la administración de Nicolás Maduro, hay cierta resistencia a poder llevar a cabo una reforma integral de la Ley de Hidrocarburos, lo que buscaría sería la flexibilización de manera formal, los esquemas de negocios del sector y lo que serviría además para darle institucionalmente mucha más participación al sector privado.

Cabe destacar que a los estados fronterizos llegan cargamentos de gasolina y diésel, los cuales son comercializados en entre 2,5 y 3 dólares por litro, primordialmente en las zonas donde se concentra la producción agropecuaria, un sector que se ha visto bien afectado por la escasez de estos productos, los cuales son de vital importancia para el desarrollo de la producción de alimentos.

En lo que a Caracas concierne, cada día más se pueden evidencia las largas colas en las estaciones de servicio en las que se ofrecen gasolina subsidiada, no solo porque hay menos oferta de combustible, sino también porque poco a poco han ido desapareciendo los establecimiento que surten a precio preferencial.

En los estados Zulia, Bolívar, Nueva Esparta, Mérida, Portuguesa, Apure, Aragua, Barinas y Lara la situación es desesperante, de acuerdo a los reportes que hacen los usuarios a través de las redes sociales, aunque la escasez es un fenómeno nacional.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba