El Editorial

“El Führerprinzip”

En los últimos días el gobierno ha arreciado en su afán de someter a la libertad de expresión. Primero fue la imposición de una pena de prisión, amén de su inhabilitación de escribir, al periodista Pancho Pérez, de más de setenta años, por un reportaje que molestó al alcalde chavista de Valencia. El otro caso fue la exigencia televisada del Presidente para que se dictara un auto de detención al señor Guillermo Zuloaga.

Por más ramplones que puedan ser los jueces “rojos, rojitos”, se dieron cuenta de que al presidente de Globovisión no podían arrestarlo, ni mucho menos condenarlo por un “delito de opinión”. Para poder cumplir, como siempre, las órdenes del comandante imaginaron que podían imputarle otros delitos. Sin que Guillermo Zuloaga ni su hijo hubiesen cometido hechos que pudieran subsumirse dentro de los delitos de usura y agavillamiento, se los imputaron ambos.

Es evidente que los juristas del horror del socialismo del siglo XXI se valieron de una argucia procesal porque a Chávez la única razón por la que quiere ver preso a Zuloaga es por la declaración que éste hizo en la reunión de la SIP en Aruba. El resto es una causa sin causa y sólo el medio que encontró algún juez para complacer al mandamás.

Nuestro país, se está convirtiendo en lo que señalaba Ingo Müller en su libro “ Los juristas del horror”: al igual que los tribunales en la Alemania nazi, en Venezuela se utilizan los jueces para aplicar lo que se denominaba “Führerprinzip”, que aquí podríamos llamar “ los caprichos de mi comandante”

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba