El Editorial

¡Boliburgueses, temblad!

Exprópiese: ese parece ser el verbo preferido de Chávez. Tal vez le produzca la sensación de inmensidad que no puede tener en su cotidianidad. Al dar la orden de sustraer un bien, o un aparato productivo de sus actuales dueños cree que el poder y él son una sola entidad. Esa sed de poder debe tener algún origen que tal vez un psicoanalista pueda develar, pero para los comunes mortales es la trágica representación de una persona que se considera por encima de las leyes, por encima de la sociedad y cuya misión es la de destruir para inventar una nueva realidad que sólo existe en su mente. ¿Qué sentido tiene entregarle a ese Moloch que es el Estado venezolano industrias que funcionaban bien en manos de sus antiguos accionistas para dárselas a burócratas que desconocen, en la mayoría de los casos, en qué consiste el funcionamiento de esa entidad que de pronto les cae en las manos como el maná del cielo? Para dar sólo algunos ejemplos ¿ Acaso las cementeras nacionalizadas producen más y a mejor precio que cuando estaban dirigidas por sus antiguos accionistas?. ¿Es un ejemplo de eficiencia, de justicia social y de competitividad la siderúrgica en manos del Estado? ¿No es más evidente que nunca, que el Estado no ha sido capaz de renovar tecnológicamente a la industria del aluminio en el país y que ésta acumula año tras año un déficit no solamente financiero sino también operativo? ¿Cuál es la ventaja para el venezolano común de que el Estado controle cada día más el sistema financiero, las telecomunicaciones, la distribución de alimentos y tantas otras actividades que lo han convertido en un gigante con pies de barro?. Las expropiaciones que salen a diario de la cabeza del Presidente no añaden nuevos empleos productivos, ni mejoran la calidad de los servicios y solo contribuyen a la macrocefalia del un Estado venezolano que terminará por hacer implosión ya que no habrá recursos suficientes para mantener la ineficacia unida a la inevitable corrupción que se genera por esas atrabiliarias expropiaciones.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba