El Editorial

¿Cómo superar la crisis?

Los vínculos que facilitan que juntos se puedan resolver los problemas de la sociedad, si no están rotos al menos están muy resquebrajados.

Un estado, una nación para que pueda prosperar requiere que haya un consenso mínimo en los valores que sustentan la vida en común.

No puede funcionar una sociedad cuando el fin último de sus miembros es el enriquecimiento rápido no producto del trabajo productivo sino del azar o de la vinculación con el poder.

Para superar ésta y otras crisis futuras, la tarea principal de los dirigentes, debe ser cumplir al pie de la letra lo que planteó Bolívar al afirmar que Moral y Luces son nuestras primeras necesidades.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Hay un refrán que dice : » Quien ha sido mordido por culebra cuando ve un alacrán brinca » , y es que todos hemos escarmentado en carne propia todo un historial de desatinos y desafueros de vieja data que nos han llevado a la presente situación. Hoy, el presidente Maduro habla del »sacudón ; el vicepresidente Arreaza de »cambios estructurales » ; la derecha opositora – política y económica – piden a gritos una urgente rectificación ; y los millones de alienados que habitan en este país piden »paz, pan y trabajo » , pero lo cierto es que lo que tenemos es una nación que es puros »escombros » como si mil tifones la hubiesen »desmadrado » al punto de que a veces no preguntamos, si realmente queda algo en pie o si es posible recomponer lo que quizás ya no tiene remedio.

    Pareciera que ante lo inevitable el régimen buscara algún tipo de rectificación o quizás tan solo es un reacomodo para conservar el poder cediendo unos centímetros para terminar ganando unos metros. Pero cómo lo interpretarían las bases populares cuando progresivamente vayan tomando consciencia de que el mito Chávez ya es historia patria y que ha llegado la hora de enfrentar la dura realidad ?. Tanta frustración colectiva puede generar conflictos que a ambas partes confrontadas fácilmente se les puede escapar de las manos con muy graves consecuencias. Pareciera que aquello de »borrón y cuenta nueva » no va a funcionar en esta oportunidad, si tal fuese el caso.

    Las bases morales de una sociedad no se improvisan sino que se construyen por generaciones y las que nosotros teníamos están gravemente deterioradas ; y no es desde ahora, sino desde mucho antes. Sino, cómo llegamos a la presente situación ?. No obstante, los pueblos no se »evaporan», quedan ahí y por lo general las generaciones futuras son las que pueden iniciar las tareas de reconstrucción nacional pese a moverse entre »bolichicos» y »boliburgueses». Sin embargo, algunos pensamos que la respuesta esta en el poder regenerativo y creador del pueblo, en el cual solo se puede confiar aunque se equivoque con frecuencia.

    Ni Bolívar era Dios ni Dios es responsable de nuestros errores y equivocaciones , de nuestras negligencias y omisiones. Hasta ahora el dinero fácil proveniente de nuestro petroleo alcanzaba para todos y para todo. Hoy ya esta visto es mas que insuficiente y nos enfrentamos al dilema de trabajar, producir y reconstruir un país literalmente hecho añicos para literalmente medio sobrevivir. Ya es algo que escapa al control de las élites y a los deseos de hegemonías interesadas de uno u otro bando. Ahora hemos llegado a ese »punto de inflexión» donde o se toman las decisiones correctas o sencillamente perecemos. Nuestro margen de maniobra es muy limitado y mucho tiempo no tenemos para rectificar. Tan grave es la situación, así de simple.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar