El Editorial

Con la verdad por delante

Si algo le ha hecho daño a Venezuela ha sido el uso sistemático de la mentira por parte del régimen que sigue desgobernando a nuestro país. Ellos han aplicado de manera recurrente el principio ideado por el jerarca nazi Paul Joseph Goebbels​​, de que una mentira repetida mil veces se convierte en verdad.

La última y más grotesca de sus mentiras fue la de querenos hacer creer que el 6D participó un 30% en el fraude electoral, cuando es público y notorio que no llegó a 10%, y hay quienes sostiene que difícilmente superaron el 7%.

Frente a esa actitud mendaz, los organizadores de la Consulta Popular se han demorado en dar los resultados finales porque estaban pendientes de la depuración de los votos, a fin de evitar que se contabilizaran los que pudieron ser repetidos, y eso se logró comparando las diversas plataformas electrónicas lo que implicará, extraoficialmente, una reducción de alrededor de 200.000 votos.

Decir la verdad no suele ser la actitud usual en la política venezolana, pero el comité organizador de la Consulta se puso por meta de informar, cualquiera que fuese el resultado final, la veracidad del acto electoral.

Muchos en el exterior, particularmente en la comunidad internacional, creían que si se lograba que se manifestara en la consulta un millón de personas sería un éxito, vista las muy difíciles circunstancias que atraviesa el país,y cuando comprobaron que fueron algo más de 6 millones los que participaron, simplemente quedaron asombrados y lo consideraron como un hecho extraordinario, muestra de que el pueblo venezolano no quiere seguir sometido a una infame y mentirosa dictadura.

Ahora, cuando el comité organizador presente los números finales a Venezuela y al mundo, sabremos que la verdad va por delante de todo, y podremos confiar que el esfuerzo adelantado por la sociedad civil no fue en vano y que no va a haber reposo hasta que se logre alcanzar lo que estuvo formulado en las tres preguntas de la consulta.

Venezuela despertó el 12 de diciembre y alzó su voz y nada la detendrá hasta que recupere la democracia y la libertad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Es inevitable negar la presencia de la mentira. Se hace costumbre y los gobernantes se escudan en ella para realizar sus planes en el caso de que sea repudiado. Es humana la mentira, y quizás pudiera desaparecer. Las mil caras de la falsedad adornan las funciones del Rey, y nadie puede desmentirlo porque lo dicho adquiere el significado de la realidad indiscutible.
    No existe país, región, bloque o continente que no padezca los efectos de esta realidad multifacética. Las distintas áreas de los Estados se han visto sorprendidas por prácticas corruptas que difícilmente parecen ceder ante los esfuerzos combinados de los actores sociales. La corrupción se funda en la mentira, es un fenómeno complejo que admite múltiples explicaciones que los políticos deben corregir.

    En el ámbito político, la corrupción ha favorecido el crecimiento de la inestabilidad institucional y el persistente desgaste de las relaciones tanto entre individuos como entre instituciones y Estados. La pérdida de legitimidad política que experimentan muchos gobiernos, la polarización del poder, la ineficiencia burocrática, etc., son algunos de los problemas políticos que se atribuyen a la acción de la corrupción. El creciente desarrollo de bloques políticos da nuevos aires a esta cuestión, poniendo en la agenda internacional como una prioridad relevante la necesidad de una acción colectiva anticorrupción.
    La corrupción no es mentira.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba