El Editorial

Con soluciones cosméticas no se recupera el país

No está mal que el régimen recupere el Teresa Carreño, que sanee al Metro, que repare las calzadas y pinte los bordes, que permita que atraquen en Margarita cruceros turísticos y un montón de obras menores, carentes de planificación, que recuerdan el plan de emergencia puesto en marcha por Larrazábal. Pero eso, aparte de ser un aspecto cosmético y superficial, en nada mejora la productividad nacional. Para recuperar económicamente al país se requiere producir, no solo importar y comercializar.

Se requiere que la actividad petrolera y gasífera se expanda y eso necesita inversiones que actualmente el Estado no está en condiciones de suministrar. Las industrias básicas de Guayana deben volver a producir. la petroquímica debe recuperar la importancia que tuvo en el pasado en la economía nacional y, por último, la generación y transmisión eléctrica deben volver a ser el orgullo y factor dinámico de una Venezuela próspera.

Ahora bien, reactivar esas actividades esenciales no será posible mientras no haya seguridad jurídica y un verdadero estado de derecho en el que los jueces sean independientes y se cumpla la ley. Nadie va a venir a invertir sin garantías y confiabilidad en el ordenamiento jurídico y eso implica, necesariamente, una mayor descentralización y una separación y autonomía de los diversos poderes del Estado. Y por sobre todo, hay que ponerle coto a la corrupción administrativa y a la impunidad.

¿Será posible que eso ocurra en un sistema político que se ha acostumbrado a estar por encima de la ley y no tener que responder ante nadie sobre la manera como actúa?

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba