El Editorial

Construir consensos es la solución

En nuestro país comienzan a aparecer diferentes llamados, tanto de la sociedad civil, como de la iglesia y de los partidos políticos a lograr consensos mínimos entre los diversos factores que hacen vida en el amplio horizonte opositor.

Sin embargo no se avizora, todavía, un acuerdo en el quede claro en que se diferencian las distintas posturas y por qué no puede elaborarse una estrategia común para enfrentar de manera clara y decidida al régimen.

Son muchas las razones de estos aparentes desentendimientos, pero tal vez la que pesa más es el personalismo y la inveterada creencia que tiene cada de que su visión es la que debe prevalecer.

Es cierto que hay también intereses larvados sobre quién debe ocupar el primer lugar en la escalera del futuro y quién debe quedar en el último peldaño. Lo malo es que si seguimos así ninguno llegará a la cima y el país se seguirá desangrando por la falta de solidaridad y de visión lo suficientemente amplia para entender que, en este momento, todos sin excepción, son parte o de la solución o del fracaso.

Nosotros, en Analítica, estamos prestos a apoyar cualquier iniciativa que conduzca a establecer consensos democráticos que propicien un cambio positivo para el país. Somos sólo un eslabón más en la difusión de lo que debemos hacer para reconstruir a Venezuela y no encabezamos ni somos parte de ninguna de las propuestas que circulan por las redes sociales. Pero seguiremos difundiendo las que genuinamente propician la solidaridad, la tolerancia y el reencuentro de la gran familia venezolana.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Un discurso es político en la medida en que el mensaje que transmite no es solamente un mensaje sobre el mundo o acerca de una situación social particular, sino, sobre todo, un mensaje donde se revela el poder y
    la autoridad por parte de quien lo emite. También se ha definido el discurso político como la formulación implícita de ideales colectivos.
    Ahora no tenemos tiempo para hacer un análisis de los errores que condujeron a Chavez a la presidencia. Sí recordamos discursos y amenazas del pretendiente, y advertimos la confusión de fines del siglo XX. La ambición de poder no decae en todo el mundo y todas las épocas.
    Francia no era una pequeña ciudad−Estado a la manera de la polis ateniense, sino una vasta nación con muchas ciudades dentro. Como le resultaba materialmente imposible lograr la reunión cotidiana de los ciudadanos, la democracia directa al estilo griego no funcionó. El problema fue que no se les protegió contra una asamblea que pretendía ser la voluntad de los ciudadanos, cuando en verdad solo debía representarlos. Esto resultó no solo una dictadura, sino la más feroz de ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba