El Editorial

Cuesta abajo en la rodada

Como en el tango que tan bien cantaba Gardel, nuestro país va cuesta abajo en la rodada: inflación, desabastecimiento, inseguridad, incomunicación internacional, crisis de salud, crisis eléctrica, quiebra de las empresas básicas, contrabando de extracción, aumento del tráfico de drogas, corrupción rampante; son algunos de los problemas que tiene que resolver este o cualquier gobierno que asuma en el futuro.

Es obvio que ningún gobierno mono-color podrá resolver sólo esos problemas. La solución de la mayoría de ellos tiene un altísimo costo político.

Solo un gran entendimiento nacional sobre cómo ir resolviendo cada una de esas trabas podrá rescatar a la república para el bienestar de sus ciudadanos.

Los acuerdos entre todos los sectores del país no solo son necesarios sino que sin ellos, de verdad, seguiremos yendo cuesta abajo en la rodada.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Como cuando una bordea una una estrecha carretera de montaña y la arenilla cae al precipicio, así esta nuestro país en este momento. Y es que ya llevamos algo mas de quince años donde mas del 90% de las leyes son de naturaleza represiva y restrictiva , pareciera que la única función del Estado – gobierno fuese hacerle la vida imposible a todos y cada uno de sus ciudadanos, quienes pareciera han perdido toda condición de ciudadanos y adquirido la de »súbditos» por el carácter impositivo de sus decisiones.

    Ahora vemos al presidente Maduro prácticamente dedicado al limitado papel de »agente inmobiliario», entregando en los edificios los apartamentos modelo, pues ahora el resto de los apartamentos vienen sin herrería y otros aditamentos que corren por cuenta del »comprador». Tan grave es la situación. Y todo para que el »comprador» en condición de empleado público (generalmente) y de muy precarios ingresos, termine por no pagar las módicas mensualidades y se termine en la practica condonando la deuda y olvidándose del asunto. Los tiempos de la casa »bien equipada» son ya historia patria.

    Cuando no se entiende que la economía es un todo interconexo donde como un reloj todas las piezas son necesarias para que funcione correctamente y de manera sincronizada, entonces se cae en la situación que estamos viviendo en estos momentos : estancamiento y recesión. Y es que no hemos dejado de retroceder ni por un instante, con el agravante de que hemos llegado a un »punto de inflexión» de que si hoy no se corrige el rumbo ya para mañana es tarde.

    El que el gobierno sea incapaz e irresponsable no quiere decir que la oposición tenga que hacer lo mismo o comportarse igual. Y es que están dadas las condiciones para que si actúa como un solo cuerpo, las posibilidades de superar esta última oportunidad son ciertas. No tiene sentido pensar en términos de individualidades sino en términos »corporativos», ya vendrá el momento de pensar en otras cosas o dirimir las diferencias, pero en este preciso momento ello no tiene cabida. Creemos que a punta de errores y desatinos nos ha quedado la experiencia necesaria para no caer en las mismas frustraciones de siempre.

    Con el ex Caudillo se torció el rumbo desde sus orígenes y con el presidente Maduro el árbol de la »revolución» se secó. Ni va a corregir el rumbo ni tiene la fuerza necesaria para que retoñe de nuevo. La revolución es hoy un palo seco que ha quedado solamente para leña y hacer una buena fogata, Ellos lo saben perfectamente y quizás por ello viven inventando nombres raros para proyectos y actuaciones que no los van a conducir a nada. Han entrado en la fase terminal de dar vueltas sobre si mismos sin ir a ninguna parte.

    Los dos párrafos finales del EDITORIAL de hoy son sabios. Ahí están las claves de nuestro éxito o de nuestro fracaso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba