El Editorial

DC/EP: La criptomoneda china

Corresponde a las siglas en inglés de Digital Currency/Electronic Payment la nueva criptomoneda apoyada por el Estado y emitida por el Banco Popular de China (PBOC).

Esta nueva criptomoneda estará vinculada 1:1 a la moneda nacional china, el RenMinBi (RMB), pero que será una alternativa oficial y legal al yuan, como también se la conoce, que es la moneda o signo monetario fiat que circula en China desde 1949. Es decir, que la nueva moneda digital estará respaldada por el valor de los yuanes en circulación.

El DC/EP lleva cerca de cinco años en desarrollo pero algunos piensan que su lanzamiento se ha anticipado a raíz del estallido del COVID-19, ya que con una moneda digital se evita el uso de monedas y billetes que se convierten en un vector más de contagio.

También se ha sugerido que China ha acelerado la oficialización de su criptomoneda para desvincularse en lo posible del dólar como respuesta a las acusaciones del presidente Trump de que el país asiático tuvo algún grado de responsabilidad en la aparición de este virus, que pudo haber sido creado en un laboratorio y que, en todo caso, no tomó inicialmente las medidas adecuadas para contenerlo o al menos advertir a tiempo a otros gobiernos para que estos tomasen las precauciones adecuadas.

La plataforma sobre la cual operará el DC/EP estará dirigida por el Centro de información del Estado y estará basada en tecnologías de cifrado análogas a las utilizadas por otras criptodivisas como el Bitcoin o el Ethetum. Como ellas, también se recurrirá a un blockchain o cadena de bloques. Pero en su caso específico será creado y controlado por el Banco Popular de China.

O sea que, a diferencia de otras criptomonedas, la infraestructura sobre la cual operará el DC/PC permitirá a las autoridades chinas trazar todas las transferencias de dinero. Se trata pues de una moneda digital creada, controlada y bendecida por el gobierno chino, que contribuirá a ejercer un control sobre la población.

Los usuarios de la nueva criptomoneda podrán manejarla desde su móvil y ya cuatro bancos nacionales del gigante asiático (Shenzhen, Xiong’an, Chengdu y Suzhou) se han sumado al proyecto para ofrecerlo a sus clientes. Cada usuario dispondrá de un monedero DC/EP en su teléfono celular que permitirá realizar cualquier pago con un código QR. A su vez podrán hacer transferencias entre personas simplemente acercando los móviles.

La gran diferencia con el resto de las criptomonedas es que no se podrá hacer minería de DC/EP y no tendrá una filosofía descentralizada ya que, como se señaló, estará completamente controlada por el Central Bank of China.

Será la única moneda digital legal en China, pues el resto de las criptomonedas han sido prohibidas. El objetivo es convertirla en una moneda global, eventualmente en una moneda de reserva, que compita con el dólar estadounidense o con el Euro, con la ventaja de que las transacciones podrán realizarse a través de un teléfono celular.

Difícilmente el DC/EP lograría cumplir con el objetivo anterior ya que cerca del 85% del comercio internacional se realiza en dólares y menos del 4% en yuanes. De hecho, al establecer una relación 1:1 con el valor del yuan, se pone en evidencia su vulnerabilidad ya que este último, en si mismo, no cuenta con un respaldo adecuado. Su respaldo en oro ni siquiera alcanza al 0,25% de su masa monetaria.

Además, la política monetaria de China es mucho más agresiva que la de otros Bancos Centrales como la Reserva Federal o el Banco Central Europeo. Ha sido queja constante de otros gobiernos la manipulación del valor del yuan para estimular las exportaciones chinas. En definitiva, el valor de la criptomoneda china dependerá de lo que ese gobierno quiera hacer.

Es inconcebible pensar que el DC/EP pueda llegar a ser una moneda de reserva. Ello se contradice con el hecho de que China mantiene los mayores y más agresivos controles de capitales. La propia idea de una criptomoneda de un Estado respaldada por el oro de los yuanes en circulación que no están respaldados con oro, no tiene ninguna lógica y es impensable que pueda contribuir a una ruptura del sistema monetario internacional.

La confianza en una moneda no la define un gobierno por grande que sea. La define la preferencia de sus propios ciudadanos y de los ciudadanos del mundo.

José Toro Hardy, editor adjunto de Analítica

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. China, el màs antiguo y cruel imperio del mundo, en donde 1.400 millones de seres humanos, a pesar de 7.000 años de historia, no conocen libertad, democracia, derechos humanos y civiles, pensaba que ya sehabìa convertido en el dueño del mundo.
    Todo el contrario. Ahora el mundo se ha vuelto en su contra.
    El Coronavirus o Virus WuHan , Virus CHINO, como lo define Trump, no se sabe si fue un descuido u otra cosa muy peor, pero lo que sì se sabe es que 1.300 chinos, solo Hubei excluìdo, han continuado a trabajar y producir sin problemas, mientras la economìa al completo en el mundo occidental se ha caìdo de rodillas.
    Y levanta sospechas el hecho que el Guangdong, con 100 millones de habitantes y a escasos 1.000 kms. de WuHan, tuvo 80 veces menos infectados y muertos que en Italia, a 9.000 kms., la Lombardia con 10 millones de habitantes.
    China creìa ser el dueño del mundo, el mundo se ha vuelto en su contra.
    Vamos a ver que va a pasar….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba