El Editorial

Dirigir, no complacer

Complacer al pueblo es principio de toda estrategia política que quiera atraer respaldos, y suele ser el único recurso de muchos políticos, tanto en los gobiernos como en la oposición, que, enredados entre lo pedido y lo posible, no saben cómo ejecutar lo que se debe aunque sea contrario a lo que se pide. Ejemplo típico es que todos exigimos que se respeten a rajatabla nuestros derechos aunque no siempre estemos dispuestos realmente a cumplir nuestros deberes. Una cosa grata es exigir bonos,  y prebendas económicas de los gobiernos, y otra tener que pagar impuestos, por ejemplo.

Acosados por su manera cómplice de manejar los negocios del Estado, captando lealtades a cambio de beneficios económicos, tolerando corrupciones, los regímenes venezolanos han llevado al país a sus peores condiciones. Somos el país de las escogencias por lealtades independientemente de las capacidades, hemos llegado a aceptar a lo largo de los años que las armas y algunas relaciones son más importantes que el conocimiento, y por eso hoy tenemos un régimen que reparte cargos, facilidades y dineros pero, más allá del palabrerío y las complicidades, no tiene servicios públicos ni avances sino fallas que perjudican a todos.

Una revolución basada en palabras bonitas pero vacías y en funcionarios seleccionados por ser de confianza de los líderes, no podrá ser nunca ni revolucionaria, ni de primera. Somos ya un paisito del montón al que sólo se toma en cuenta por lo que pueda molestar y no por su gente ni por lo que produce. Cubanos, chinos, iraníes, rusos, sólo nos toman como generadores de algunas ganancias por ventas, y como aguja para pinchar a Estados Unidos, no para hacer feliz a su pueblo.

Vamos, así, no por un camino de revolución y cambio para beneficio de la población aplastada por problemas sin solucionar, sino por el del desgaste diario, cada día menos importantes. Cada día quienes vengan después, si alguna vez llegan, deberán comenzar de más atrás, si es que se deciden a cambiar y no sólo a hablar del cambio.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba