El Editorial

El Bolívar, el Petro y el $

El dinero tiene cuatro funciones: 1) Como medio de pago o de cambio; 2) Como depósito de valor; 3) Como unidad de cuenta y 4) Como patrón de pagos diferido.

La hiperinflación está eliminando rápidamente todas las funciones de nuestro signo monetario. El dólar está remplazando aceleradamente al Bolívar.

Veamos algunas experiencias latinoamericanas en países que incurrieron en los mismos errores:

En Argentina, en 1970, al Peso Moneda Nacional le quitaron 2 ceros y le cambiaron el nombre a Peso Ley. En 1983 le quitan 4 ceros más y pasó a denominarse Peso Argentino. En 1984 nuevamente le eliminan 3 ceros y le cambiaron el nombre a Austral y en 1992 una vez más le quitan 4 ceros y pasó a llamarse Peso Convertible. Un Peso Convertible de 1992 equivalía a 10 billones (millones de millones) de pesos de los que circulaban en la Argentina en 1970 y la inflación alcanzaba a un 3.000% al año.

El caso de Brasil fue similar. En 1967 a la moneda brasileña le quitan 3 ceros y le cambiaron el nombre de Cruceiro a Cruceiro Nuovo. En 1986 le vuelven a quitar 3 ceros y pasa a denominarse Cruzado. En 1989 una vez más le eliminan 3 ceros y le cambian el nombre a Nuovo Cruzado. En 1992 retoman el nombre de Cruceiro. En 1993 nuevamente eliminan 3 ceros y le cambiaron el nombre a Cruceiro Real y en 1994 la nueva moneda pasa a llamarse Real, que equivalía a 2.750 Cruceiros Reales. Un Real de 1994 representaba 27,5 billones (millones de millones) de Cruceiros de 1967. A pesar de todos esos cambios, la inflación en Brasil superaba el 2.700% al año. Sólo a raíz de la designación de Fernando Henrique Cardoso como Ministro de Hacienda y la implementación que hace del Plan Real, Brasil logra superar aquellas locuras. Aquello le valió a Cardoso la elección y después reelección como presidente del Brasil.

En Venezuela hemos recorrido un camino aún más alocado en medio de una tortuosa revolución que destruyó la economía. Ya le quitamos 8 ceros al bolívar, primero 3 y después 5. Ya le cambiamos el nombre de bolívar a bolívar fuerte y después a bolívar soberano. Un dólar que en 1998 valía 564 bolívares hoy equivale a 7.700.000.000.000 (7,7 millones de millones ) de bolívares al agregarle los 8 ceros. La inflación sigue campeando por sus fueros y hoy en día padecemos la hiperinflación más alta del mundo y la cuarta más prologada desde inicios del Siglo XX.

La raíz del mal fue siempre la misma: La falta de disciplina fiscal y la emisión de dinero sin respaldo para financiar el gasto público.

Nos da la impresión de que ahora quieren remplazar al Bolívar Soberano, herido de muerte, por el Petro. Comienzan por disfrazarlo de criptomoneda y, ante su fracaso, terminarán por adoptarlo como moneda. De nada servirá. Mientras tanto el mercado está sustituyendo al bolívar por el dólar, y hará lo mismo con el malogrado Petro que surge bajo el signo de la desconfianza y el fracaso.

JTH

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Seria importante aclarar que el Bolívar, sigue siendo y teniendo el mismo nombre (Bolívar), los términos «Fuerte y Soberano» son sufijos que se colocan al momento de la conversión monetaria, es decir; mie tras la gente se adapta a la acción tomada por el Régimen, una vez terminado el periodo (lo cual está en el decreto, tanto el uso del término como del periodo de uso), se debería dejar de usar (Soberano).

Responder a Jorge Pérez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar