El Editorial

El falso debate en la oposición

Todos concuerdan que el cambio debe ser dentro del marco de la Constitución.

La divergencia es sobre cuándo este cambio puede alcanzarse. Para lograrlo hay vías constitucionales, pero solo dos están dentro de la posibilidad de ser activadas por la oposición a corto plazo: la constituyente y las elecciones parlamentarias de 2015.

Ambas opciones necesariamente transitan por el mecanismo del actual CNE. Por ello, es lógico que los esfuerzos unidos de la oposición se centren en presionar los cambios constitucionales requeridos en esa institución.

Para que esto sea posible, se requiere aumentar la fuerza opositora ganando credibilidad como una alternativa responsable de liderar los cambios necesarios y no con debates estériles sobre la salida.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Si la oposición siente que tiene la suficiente credibilidad y confianza para liderizar los cambios requeridos en el CNE y lograr el imposible de generar cambios constitucionales significativos, pues casi que tendrían mas peso específico que el mismo gobierno y dejarían de ser opositores para formar parte de la toma de decisiones al mas alto nivel. El problema es que ni la credibilidad ni el liderazgo se venden en »botica», son el resultado de muchos años de maduración y de ensayar aprendiendo, mas de los errores que de los aciertos. Amen, de lo efímero de las »victorias» que no se recuerdan con tanta frecuencia como las »derrotas». Así de ingrato es el oficio de los políticos ; y quizás, por ello dedican tanto tiempo a las cosas banales con el único propósito de que no los olviden, aun en el caso de tener la razón, pues siempre habrá alguien que afirme lo contrario y hasta nos convenza de que tal cosa sea cierta pese a no serlo.

    Tal vez lo mejor es observarlos y que aquello de que »por sus obras los conoceréis» sea lo mejor, pues el don de la palabra es un arte que dominan con destreza y por lo general es utilizado para encubrir la mentira. Solo cuando no podamos desmontar sus extraños silogismos, entonces podremos afirmar que a un nuevo personaje se le pueda calificar de líder, y solo tal vez así, valga la pena considerar la posibilidad de escucharlos con alguna atención.

    Los próximos meses ofrecerán momentos claves para que puedan demostrar si son confiables o no, lo mas probable es que no superen las pruebas y que hasta es posible que todo, vaya a peor. O lo que es lo mismo, si fallan no habremos de sorprendernos de nada ; y si aciertan, es que los »milagros» existen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba