El Editorial

El grotesco reino de Ubú

A finales del siglo XIX el francés Alfred Jarry escribió una pieza de teatro a la que puso por nombre Ubú rey, y que revolucionó la forma de escribir obras teatrales, en las que se incorporó el pensamiento surrealista.

En esa pieza Jarry pretendió plasmar al personaje Ubú como la personificación de lo grotesco y humanamente innoble del poder político y del gobierno.

Ubú, que se hace a sí mismo rey, sube los impuestos a cifras inconmensurables, castiga a grandes y pequeños comerciantes y hace continuo de su poder corrupto.

Esta obra, aunque surrealista, tiene mucho en común con gobernantes latinoamericanos y en algunos casos, como lo que sucede actualmente en nuestro país, podríamos incluso pensar en que la tentación dinástica monárquica no está muy lejos de los predios de Miraflores, porque si se quiere seguir emulando a Cuba, basta ver lo que han hecho los Castro.

Para seguir haciendo comparaciones con el mundo de la literatura, hay un cuento que también se puede aplicar a nuestra realidad: El traje nuevo del emperador, en el que el célebre escritor danés, Hans Cristian Andersen, narra cómo dos truhanes engañaron al rey, supuestamente confeccionando un vestido sublime que solo podrían ver quiénes eran de verdad hijos de su padre. El rey, fascinado por el maravilloso hábito que le habían dado, salió a las calles enteramente desnudo y sus súbditos no se atrevían a decirle para no someterse a las consecuencias de la muy posible irritabilidad sin límites del mandatario.

La pregunta que nos hacemos es a cuál de estos mitológicos reyes estamos sometidos o, tal vez, sea una mezcla de los dos.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba