El Editorial

El magistral discurso de Henry

Henry Ramos rescató el viernes el arte de hacer política. Era necesario haber pasado por años de atropello e ignominia a los valores esenciales de la democracia para tener, al fin, la oportunidad de ver y escuchar lo que debe ser el verdadero debate parlamentario.

Lo que hizo Henry, sin pelos en la boca y sin estridencia fue responderle a Maduro las verdades que nadie se atrevía a decir abiertamente en público y en cadena nacional. Su discurso no fue un ejercicio de crítica vana sino una lección de cómo debe ser un verdadero diálogo.

Varios puntos en la respuesta al mensaje presidencial fueron notables como la desmistificación del tema del rostro del Libertador y la dignidad de la Asamblea que no es reducto para las imágenes presidenciales. También haber aclarado cual debe ser el rol de los militares en política y la importancia de la civilidad. Y la explicación de lo que debe y tiene que ser un diálogo fructífero para poder resolver y superar la enorme crisis que nos arropa a todos.

Fueron muchas más las lecciones de política que impartió, con serenidad, ante los menguados esfuerzos de las barras Rojas por acallarlo, y no dudamos en afirmar que después de ese viernes 15 de enero de 2016 se abre en nuestro país un camino que, con las dificultades obvias, nos llevará a la recuperación de la democracia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba