El Editorial

El nudo gordiano

Desatar el nudo gordiano era un reto casi imposible. El fundador de la ciudad de Gordio, hoy en Turquía, colocó en el templo dedicado a Zeus, atando en su carro, una lanza y un yugo con un nudo cuyos cabos se escondían en el interior del carro de tal manera que era prácticamente imposible desatarlo. La leyenda cuenta que quien lo lograse conquistaría al Medio Oriente. Como es sabido Alejandro Magno intentando franquear el camino que lo conduciría a Persia, optó por la solución más simple, cortar con su espada el nudo, diciendo “Es lo mismo cortarlo que desatarlo”.

Hoy le corresponde a Guaidó cortar el nudo gordiano de una oposición que esconde sus intereses particulares en un enjambre de pequeños nudos con los que justifica sus diversos intereses personales e impide que se logre el propósito común de la mayoría, que es formar un frente único para exigir que se procedan a establecer las condiciones indispensables que permitan elecciones libres y supervisadas de todos los poderes del Estado, desde la presidencia de la República hasta la más pequeña alcaldía.

El camino está trazado y pareciera que el presidente Guaidó está decidido a transitarlo, con el apoyo de sus aliados internacionales. La pregunta que queda en el aire es si el régimen está dispuesto a aceptar y negociar una salida a la crisis. La respuesta dependerá de cuán fuerte sea la presión que conjuntamente puedan ejercer simultáneamente la comunidad internacional y el frente común opositor. Si esta es constante y permanente tal vez la opción menos mala para el régimen sea sentarse seriamente a la mesa de negociación y buscar la salida menos onerosa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. La continuidad institucional es el principio en este momento, al no haber tenido una elección válida, para continuar el mandato de la Asamblea Nacional y de la presidencia encargada. ¿Con qué base? El artículo 233 de la Constitución, la no elección celebrada el pasado 6 de diciembre. Pero lo más importante es la defensa de los venezolanos, de la gente. Debe evitarse un vacío en la interlocución. Para aproximar una solución, se requiere la fuerza interna y de la interlocución legítima del pueblo de Venezuela, y eso significa mantener e instalar la continuidad constitucional del Parlamento.
    El reconocimiento internacional y la presidencia encargada hoy son instrumentos de defensa de lo que queda de democracia en Venezuela.

    1. Realmente ya dijimos en la Consulta Popular que primero debe salir el usurpador de Miraflores.
      La presión nacional e Internacional debe estar orientada hacia ello.
      Solo después podrá haber elecciones libres en Venezuela.
      La negociación debe ir orientada a la salida de Maduro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba