El Editorial

El régimen se separa del pensamiento de Bolívar

El régimen se separa del pensamiento de Bolívar

Con las recientes declaraciones del Presidente de la República, en las cuales sostuvo que sólo él puede ser reelecto perpetuamente (excluye a los demás cargos), el régimen se separa claramente del pensamiento del Libertador en sus horas más lúcidas, para asimilarse a la perpetuidad de Fidel Castro en Cuba.

No se debe olvidar lo que dijo el Libertador en el Congreso de Angostura:” La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente

El reeleccionismo presidencial, sobre todo si es continuo, es incompatible con una verdadera democracia cuya esencia misma es la alternabilidad en el poder. La concentración del poder en un solo hombre es el camino seguro al despotismo y al secuestro de la libertad de los ciudadanos. Es, mutatis mutandi, el regreso a L’ancien régime, el poder de los monarcas franceses antes de la revolución. En Venezuela hasta el general Gómez que fue, sin dudas, un tirano, consideró conveniente que otras personas ejercieran la presidencia mientras él conservaba el poder desde Maracay.

Ahora resulta que más nadie está capacitado para mandar en Venezuela sino Hugo Chávez Frías. Acaso los venezolanos de uno u otro bando son débiles mentales o niños que deben ser ideologizados por un padre todo poderoso que dispone sobre lo que podemos ver, oír o leer.

Venezuela si sigue por esta senda se parecerá a los regimenes de Papa Doc en Haiti o de Mugabe de Zimbabwe, de Kim il Sung en Corea y ciertamente de Fidel Castro en Cuba. Porque incluso en Irán y en Rusia hay elecciones periódicas y los presidentes cambian.

La reelección permanente, continua, indefinida, perpetua o como quiera llamársela; es la expresión del abandono de la democracia como forma de gobierno y es la antesala de la instauración en Venezuela de una nueva expresión del totalitarismo que tanto daño le ha causado a la humanidad.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba