El Editorial

¿En qué nos hemos convertido?

Los venezolanos éramos solidarios, compañeros, prestos a tender una mano a quien lo necesitara. ¿Qué pasó con nosotros? ¿Acaso hasta esa cordialidad, esa camaradería, nos la robaron quienes hoy detentan el poder?

Ya no provoca ni entrar a Twitter, nos atacamos, nos vejamos, disfrutamos del dolor y la desgracia ajenos. Nos alegramos al saber de algún compatriota con Covid-19, saltamos de la emoción al leer que a algún dirigente de la oposición le saquearon su casa, insultamos a quienes deberíamos apoyar ya que son los únicos que se atreven a dar la cara.

¿Qué pasa Venezuela? Estamos cayendo muy bajo regodeándonos con el mal ajeno. Recordemos que al final somos hermanos y que debemos estar unidos. Solo así seremos invencibles.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Cuando murió Cecilio Acosta en Caracas, José Martí escribió: “La muerte no es verdad cuando se ha cumplido bien la obra de la vida, truécase en polvo el cráneo pensador, pero viven perpetuamente y fructifican los pensamientos que en él se elaboraron»
    El concepto de cultura no comprende en su contenido todo el conjunto de la producción social del hombre, sino solo aquello que —como la etimología de esa palabra exige— debe ser cultivado, es decir, lo que aporta algún valor a lo espontáneo que se produce tanto en la naturaleza como en la sociedad; por tanto, la paz constituye uno de los productos supremos de dicha actividad cultural.
    En un nuestro país nos enfrentamos a la miseria espiritual y material. Son los elementos funcionales de un Estado que no cumple con claridad la construcción de los valores del ser humano.
    ¿Qué hacer? Atender el reclamo de la sociedad o levantar una defensa cuyo objetivo sea la libertad democrática.
    Sin democracia no existe un Estado que procure la estabilidad del pueblo que carece de aquellos valores: Espirituales y materiales en procura del desarrollo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba