El Editorial

Entre conspiración e inspiración

¿Cuántos años llevamos entre críticas, denuncias políticas, conspiraciones y quejas? ¿Cuántas veces hemos ido a diálogos en los cuales los dialogantes no van a averiguar qué quieren los otros para ver qué puedo dar a cambio de qué, sino que queremos nosotros exigir a cambio de lo menos posible? Diálogos de parte y parte esencialmente pensando en qué podremos anunciar públicamente después como triunfo.

Más de treinta años, porque entre todos esos errores debemos incluir los que cometieron, en una especie de furor de desaciertos, los partidos tradicionales que llegaron a extremos de plantear candidatos presidenciales, no sólo que no eran militantes, sino que incluso eran enemigos cuya propuesta principal era acabar con ellos.

Al final todos sufrimos las consecuencias, incluyendo a dirigentes y activistas de la oposición y del oficialismo y, lo más preocupante, las grandes mayorías nacionales. El Gobierno de Hugo Chávez y Nicolás Maduro ha alardeado de defender a los más pobres destruyendo sus bases de ingresos y oportunidades, y la oposición ha alardeado de lo mal que lo hace el Gobierno y como única solución lo que ningún Gobierno está dispuesto a hacer voluntariamente, irse de una vez por todas.

Que es justamente la ruta equivocada, la del túnel sin salida.

No se trata de quién se va ni quién se queda, sino cómo resolvemos juntos la gravísima crisis nacional. Gobernar no es tener más ministerios que nunca, es crear y aplicar soluciones eficientes, que no son sólo pavimentar calles ni limpiar aceras y matorrales. El primer objetivo es lograr la fe de la ciudadanía, informarla e involucrarla en decisiones de macro y microeconomía. El segundo es aplicar esas decisiones en los dos niveles con la comprensión y colaboración de los ciudadanos, a conciencia plena de que ni será fácil ni será rápido. Castigar ladrones, torturadores y asesinos es una de esas decisiones.

Por eso dialogar no es qué me das y qué pides, sino entenderse para echarse juntos el país sobre los hombros. Es lo que insistentemente propone y pide la comunidad internacional, y es lo único realmente razonable, posible y motivante.

Fundado hace 23 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar