El Editorial

¿Es este el país que queremos?

Viendo el desarrollo de los últimos acontecimientos, y los que aún están por darse, nos hacemos la pregunta ¿es está la Venezuela en la que queremos vivir? ¿es este el país en el que deseamos que nuestros hijos y nietos crezcan?

Un país es una aglomeración de gente con diversas aspiraciones y esperanzas, que luchan, cada uno a su manera, para crear un espacio digno en el que se pueda libremente vivir y convivir.

En Europa esto fue posible, después de que en el siglo XVII, tuvieran lugar unas terribles y largas guerras religiosas, estableciendo la paz de Westphalia, en 1648, mediante la cual se reconoce el concepto de estado nación, es decir, territorios en los que los que allí moraban estaban amparados por el concepto de soberanía.

A nosotros, en nuestra América, tardó algo más en llegarnos ese atributo. Primero fue a los Estados Unidos de Norte América, a finales del siglo XVIII. Por cierto, fue allí donde surgieron los conceptos jurídicos de libertad y separación de poderes que luego fueron incorporados en la revolución francesa con la famosa expresión Libertad, Igualdad y Fraternidad, que se convirtió en el símbolo y norte de las democracias modernas.

Hoy, en nuestro país, vemos que en vez de avanzar hacia un mejor futuro, más bien retrocedemos hacia un pasado primitivo, que creíamos haber superado en el siglo XX.

Estamos viviendo lo peor del absolutismo, porque aparte de que todo depende de la voluntad de un hombre encumbrado ilegítimamente en la cima del poder, este desea perpetuarse, no construyendo un país viable, sino corrompiéndolo para asegurarse su permanencia y la de su descendencia, como amos absolutos de lo que fue o intentó ser algún día un país libre.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Si en Europa fue posible, aun con las guerras dentro del continente y en el Reino Unido, es también posible en nuestra América que ha padecido el dolor de la muerte y la pobreza. En los Estados Unidos tuvo lugar la guerra de Secesión y luego los enfrentamientos raciales del siglo XX. Nunca abandonaron los ideales que los guiaban y lograron el equilibrio social.
    Venezuela tuvo soberanía lograda a costa de sufrir la guerra de independencia, y también las del siglo XIX, enloquecedor por una mezcla sin orden ni plan. El siglo XX, aun con sus quebrantos, es la primera Bandera que no hemos destruido.

  2. Amèrica Latina sufre su historia.
    Mientras en el Reino Unido la nobleza imponìa al Rey Juàn Sin Tierra poner su firma en la Carta Magna en el 1215, y con eso quitar su poder absoluto y absolutista, en España, y tambièn en Francia, la monarquìa siguiò gobernando a su antojo, sin ningùn contraste.
    O sea que en el Reino Unido naciò la luz del obligado respeto Real hacia los demàs, algo que s tuvo reflejo en todas las colonias britànicas.
    Para entender mejor: mientras en el norte las colonia britànicas teniàn sus gobiernos elegidos por el pueblo, aunque bajo la aprobaciòn del Rey en Londres, en Amèrica Latina las colonias estaban bajo directo control de la monarquìa, a travès de Virrey y nobleza.
    En el Norte la potencia europea colonizò el territorio, al Sur lo depredò.
    O sea, mientras en el Norte el pueblo estaba acostumbrado a la democracia y a los gobiernos elegidos de manera periòdica, en el sur TODAVÎA el pueblo està convencido de la necesidad de una figura carismàtica que tenga casi el derecho divìno de seguir en el poder por dècadas.
    A esto hay que sumar la colosal corrupciòn enquistada en el ADN de los latinos, y que hace estragos desde Tijuana a Puerto Toro, y es la principal responsable de la miseria y el atraso que angustian el continente.
    Mientre en el sistema anglo la corrupciòn es algo bastante anòmalo, ademàs de ser sancionada con extrema dureza: se exige al gobernante absoluta transparencia.
    Tenemos el ejemplo del juicio que se armò en contra de Regan por el hecho de Iràn-Contras del Nicaragua. No habìa corrupciòn de por medio, però Reagan NO ESTABA AUTORIZADO a gastar ese dinero sin la aprobaciòn del Congreso.
    En Vzla. Chàvez regalaba miles de millones de dòlares a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar