El Editorial

Estamos llegando al sitio de no retorno

Estamos llegando a un dilema central. Cada día que pasa son más los que han abierto los ojos y han entendido que lo que se decide el 3 de diciembre no es la candidatura de dos hombres que aspiran a gobernar el país, sino dos visiones antagónicas sobre el destino de Venezuela.

La clave del resultado parece reposar en aquellos que piensan que la política no les concierne, o los indiferentes, y en los que temen perder lo poco que han logrado mantener en estos años de intolerancia y persecución política.

En el caso de los primeros puede entenderse que, hasta ahora, los resultados de la indiferencia política no los hubiese particularmente afectado. Los gobiernos que se sucedieron en la era democrática de este país no significaban una ruptura sustancial con las reglas de juego. Esto no sólo ha comenzado a cambiar sino que podría tener una ruptura sustancial. La propuesta de Chávez implica una vía donde se rompe el molde democrático y es remplazado por extraña amalgama de autoritarismo cum presidencia vitalicia, cleptocracia y elementos del llamado “socialismo del siglo XXI”. En el caso de que Chávez llegase a triunfar no puede dudarse de que seguirá por ese camino. Los indiferentes recibirían como respuesta a su inacción un resultado no sólo adverso a los que se involucran en los eventos políticos, sino a toda la sociedad, incluyendo a los indiferentes o los que intentan aislarse de la política. Las experiencias históricas así lo confirman.

El caso de los que aún tienen miedo es comprensible, son muchas las personas que han perdido su trabajo o que se les ha dificultado la vida por haber creído en que la democracia participativa era un logro garantizado por la Constitución y no una trampa para cribar a quienes eran o no afectos al proceso. Sin embargo, el no votar puede ser la acción más desafortunada para eliminar el miedo. De hecho, podría potenciarlo. En el futuro, si el miedo predomina, quien sabe si el que no votó no llegará a temer que sus propios hijos los denuncien por actitudes o pensamientos contrarrevolucionarios.

Mucho es lo que está en riesgo. Es hora de escoger y actuar con la conciencia.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar