El Editorial

Firmeza

La labor de la Mesa de Unidad de la Oposición no culminó con la selección de los candidatos unitarios para las elecciones del 26 de septiembre. Esa labor ha sido ciertamente un éxito, pero más allá del laborioso proceso de selección de candidatos resulta aleccionador la firmeza con la que ha actuado frente a los distintos intentos de modificar las reglas del juego. Si algo tiene que caracterizar a la directiva de la oposición debe ser la autoridad para que se respeten las condiciones previas que fueron suscritas por todos los integrantes de la MUD. Es evidente que pueden existir condiciones sobrevenidas que hagan necesario modificar algunas candidaturas antes de la inscripción definitiva ante el CNE. Pero las causas para que ello ocurra deben ser excepcionales y justificadas por las circunstancias particulares en cada caso. Lo que no se debe aceptar son presiones para modificar las reglas con base a las cuales se seleccionaron los candidatos unitarios. No se trata de medir si alguien tiene más o menos méritos para optar por una determinada candidatura, si no de entender que el éxito alcanzado ha sido porque las decisiones de la mayoría han sido respetadas. Tratar de cuestionarlas a posteriori no es políticamente correcto ya que más que debilitar a la MUD, deja muy mal parado frente a la opinión pública a los que, por las razones que fueren, no quieren acatar las decisiones que se adoptaron conforme a un acuerdo previo suscrito por todos los integrantes de la Mesa.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba