El Editorial

La abstención es una castración política

La abstención es un morbo viejo, es una manera cierta de practicar la castración política. Que pueden y hay vicios en los procesos electorales no es ninguna novedad. Que el régimen utilice todos los medios a su alcance para falsear la realidad tampoco lo es.

Ahora bien, nos preguntamos ¿A quién beneficia la abstención? Ciertamente no a la oposición. Creer que mediante esa acción se logra deslegitimar al régimen es una ingenuidad, cuando es notorio que ya éste de por si tiene una base electoral suficiente como para darle forma a unas elecciones. Nadie está pendiente de medir el número de abstenciones. Lo que se percibe son los resultados y si el gobierno triunfa a causa de un vacío a nadie le importa.

La travesía por el desierto puede ser larga y requiere formar y producir dirigentes locales. Cada espacio político que se colme es una esperanza de cambio para el futuro. Dejar de participar y de luchar por cada centímetro del espacio político es solo el reflejo de una desesperación que muy fácilmente puede convertirse en resignación. A veces basta un pequeño foco para propagar en todo el cuerpo social el espíritu de lucha y la búsqueda de valores distintos a los que la mayoría quiere imponer. Mientras haya lumbre hay esperanzas si todos nos quedamos en casa simplemente apagamos la luz.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba