El Editorial

La civilidad en Venezuela

Venezuela es un país de paradojas y, para ejemplificarlo, basta con poner de manifiesto dos hechos vinculados a la histórica fecha de aquel jueves santo del 19 de abril de 1810.

El primero, los acontecimientos de ese día, no eran en esencia una acción revolucionaria, porque los sucesos del Cabildo de Caracas que produjeron la renuncia de Vicente Emparan, Capitán General español, merced a la seña del padre José Cortez de Madariaga,  indicando el “NO” al pueblo congregado en las afueras, culminaron con la  constitución de una Junta conservadora de los derechos del Rey Fernando VII, depuesto en España por los franceses. De manera que el primer paso de la independencia no fue declararnos pueblo libre, sino más bien expresar la sumisión al Rey, como una estrategia para legitimar  una Junta de Gobierno que tomó medidas propias de una insurrección. Esa paradoja dio origen a la gestación de la República.

La otra paradoja presente el 19 de abril tiene que ver con el carácter de los protagonistas de ese día, que inició la lucha por nuestra independencia. En efecto, ese día un grupo de la aristocracia criolla, hijos de españoles nacidos en América, los mantuanos, reclamando su derecho de ejercer cargos públicos, solo reservados a los enviados de España, dispararon el detonante de la Independencia.

Esos personajes eran en su mayoría civiles, pero paradójicamente, se ha alentado la tesis de que la independencia fue una obra exclusiva de héroes militares, ignorando la participación militante y protagónica de los héroes civiles. Ello obedece a que nuestra soberanía fue producto de una cruenta guerra que arropó las páginas de la historia de la naciente República.  

En esta fecha patria, digno es rescatar la participación, en la gesta independista, de civiles de la estatura heroica de Juan Germán Roscio, Cristóbal Mendoza, Francisco Javier Yanez,  Miguel José Sanz, Francisco Javier Ustáriz, Fernando Peñalver, Francisco Espejo y Francisco Isnardi, cuyos aportes intelectuales fueron claves para construir el pensamiento político y jurídico que dio soporte a la Revolución de Independencia.

Esos héroes civiles, son los creadores de nuestra nacionalidad, pero paradójicamente, en dos siglos de vida republicana el liderazgo militar y el caudillismo han desplazado a los líderes civiles, hasta el extremo de que aproximadamente,  26 militares han gobernado 145 años y 25 civiles han gobernado 66 años.            

Otra paradoja, la obra “Venezuela Heroica” del civil Eduardo Blanco, ha sido la biblia inspiradora de un militarismo a ultranza, que sin razón histórica, ha relegado la civilidad que se inició en un día como hoy en 1810.         

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba