El Editorial

La demolición de la democracia

Luego de la polémica que suscitó la censura impuesta a todos los medios de comunicación por parte del juez de Primera Instancia en Sustanciación y Mediación de Protección del Niño y el Adolescente, William Páez (con especial saña hacia El Nacional y Tal Cual), hemos visto este fin de semana episodios de violencia verbal y física del propio Presidente y de sus seguidores contra la oposición.

En un acto de juramentación de patrullas revolucionarias, Chávez  a grito en cuello y en medio de vítores y paroxismo militante, ordenó a sus huestes  “demoler a la quinta columna contrarrevolucionaria, ¡me los demuelen!” el próximo 26S y para completar bautizó la campaña oficialista como “Operación demolición”.

Al mismo tiempo, con la orden presidencial ya copiada y asimilada, fanáticos radicales del proceso se presentaron en el liceo Gustavo Herrera donde se desarrollaba un simulacro de votación, y no sólo insultaron sino que empujaron y atacaron a Delsa Solórzano, María Corina Machado y Ricardo Sánchez.

En Maracaibo, en el liceo Eduardo Matías Lossada de San Francisco, otros militantes chavistas golpearon y lanzaron piedras a quienes acudieron a participar en la pruebas programas por el CNE, ante la mirada de cientos de presentes y de funcionarios del Plan Republica y milicias bolivarianas.

El juez Páez basa su desafortunado dictamen en una supuesta protección de niños y adolescentes y por ello ha impedido a los medios publicar fotografías de muerte por los daños  psicológicos que ellos les acarrearía. Le preguntamos al mismo juez: ¿y es que empujar a mujeres, insultarlas, golpear a los opositores, hablar de “demolición” en horario protegido no causa nada en la mente de los niños que pudieron estar viendo la televisión o que se enteraron por los noticieros de esas agresiones esos graves trastornos que dice proteger? ¿El exhorto presidencial a “demoler” a adversarios es acaso un mensaje pacífico y constructivo? Le preguntamos a la defensora del Pueblo: ¿Ud. no tiene ni una sola palabra que decirle al presidente de que hasta hace poco fuera su partido político de afiliación, el PSUV? ¿Ud. considera que ese lenguaje y ese proceder de militantes pagados de los cuadros revolucionarios se inscriben en la ética que tanto le reclama a los diarios que publicaron la mencionada fotografía?

¿Se ve o no se ve en este caso (como muchos otros) que la “justicia” baila al son que le toquen en Miraflores? Hoy empieza la campaña electoral pero con la esperanza de que la demolición no derrumbe las pocas paredes de la democracia que aún persisten en el país.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba