El Editorial

La diplomacia y el servicio exterior

El actual embajador argentino en Venezuela disparó recientemente algunos dardos venenosos contra el presidente electo de su propio país. “La mayoría del pueblo de Argentina votó un candidato que es un fascista”, dijo el embajador Oscar Laborde en una entrevista para un canal de televisión venezolano y le señaló de “neonazi”.

La insólita respuesta de Laborde pone en evidencia la importancia de la carrera diplomática para el ejercicio del servicio exterior. 

Cuando se está en ejercicio de un cargo de representación de tal nivel como es el de embajador, hay que asumir la conciencia de que se actúa en nombre del Estado y no de una parcialidad política, por eso es importante la designación de diplomáticos de carrera, quienes por su formación, deberían tener la preparación necesaria para asumir posiciones equilibradas y que permitan e impulsen el desarrollo pleno de la política exterior del gobernante en funciones.

Lamentablemente, cuando desde el centro del poder se tiene una visión ideológica extremista, bien sea de izquierda o de derecha, la función diplomática cede espacio y entonces las posiciones personales del funcionario de turno pueden atentar en determinados momentos contra los intereses del Estado al que se representa. 

Fundado hace 28 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba