El Editorial

La mentira tiene patas cortas

¿Qué es una mentira? Es una declaración hecha por alguien que sabe que lo que está diciendo es falso, pero que usa lo dicho para confundir, engañar o desorientar.

Un maestro político de la mentira fue el Dr. Joseph Goebbels, ministro de Información de Hitler, de quien se dice acuñó varias frases cínicas, entre ellas «Hay que hacer creer al pueblo que el hambre, la sed, la escasez y las enfermedades son culpa de nuestros opositores y hacer que nuestros simpatizantes se lo repitan en todo momento», y si eso no era suficientemente claro añadió “Una mentira mil veces repetidas se transforma en verdad”

Dentro del régimen que desgobierna Venezuela, Goebbels tiene varios alumnos que repiten a diario esas consignas. La última y más gruesa es la de usar la pandemia para mentir, no solo en los casos de infectados, sino utilizarla para confinar a la población, no para resguardarla y curarla, sino para que no consuma gasolina, que no están produciendo suficiente y que se les complica cada día más traer.

Pero como bien señala la sabiduría popular, la mentira y el engaño tienen fecha de vencimiento y al final todo se descubre y al mismo tiempo, la confianza muere para siempre.

Ya el tiempo de la credulidad se agotó y la verdad aparece a la luz del día y solo algunos idiotas, que no saben ni siquiera mentir bien, pretenden vendernos una realidad propia del realismo mágico, según la cual si votamos por ellos la dictadura se esfumará.

Lo único a lo que le teme toda dictadura es a que los engañados despierten y que los humillados decidan darse la mano por tantos años de mentiras acumulados y derriben por fin el muro de la opresión y superchería.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. El valor de la verdad está hoy en profunda crisis. La mentira y la falsedad se hayan enquistadas en las más importantes estructuras de poder. La verdad es una de las actitudes éticas de más amplia aceptación y desarrollo debido la aplicación de la ética.
    La ética trata sobre la razón y depende de la filosofía y en cambio la moral es el comportamiento en el que consiste nuestra vida. Etimológicamente “ética” y “moral” tienen el mismo significado. “Moral” significa hábito o costumbre; y ética es morada o lugar donde se vive. Sin embargo, en la actualidad han pasado a significar cosas distintas y hacen referencia a ámbitos o niveles diferentes. La moral tiene que ver con el nivel práctico o de la acción. La ética con el nivel teórico o de la reflexión.
    Moral es el conjunto de principios, criterios, normas y valores que dirigen nuestro comportamiento. La moral nos hace actuar de una determinada manera y nos permite saber que debemos de hacer en una situación concreta.
    Muchas veces las mentiras responden a nuestro deseo de aparecer ante los demás mejor de lo que realmente somos, al deseo oculto de mejorar nuestra imagen, de sobresalir, de progresar, de triunfar.
    ¿Cómo lograr que los principios, morales o éticos sirvan de fundamento en la sociedad que hoy se ha convertido en una selva, sin reglas de conducta, sin moral?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar