El Editorial

La posición de EEUU respecto a Venezuela

Desde que a principios de marzo habló el presidente Trump asegurando que vendrían noticias importantes con respecto a Venezuela, hemos constatado numerosas acciones visibles, y otras menos mediáticas, pero que se concretan en un apoyo decidido a lograr el restablecimiento de la democracia en nuestro país.

Es de particular relevancia lo manifestado anteayer por el Embajador Elliot Abrams en un artículo publicado en The Wall Street Journal, y la rueda de prensa ofrecida este martes por el Secretario de Estado Mike Pompeo, que dejan bien clara la posición del gobierno norteamericano sobre la solución a la crisis venezolana.

En primer lugar, dan pleno apoyo a la idea de la formación de un gobierno de emergencia nacional, tal como fue planteado hace un par de días por Guaidó.

En segundo lugar, están de acuerdo con la designación por la Asamblea Nacional de un Consejo de Estado que tendría como objetivo principal proceder en un lapso menor a un año a convocar elecciones generales, tanto presidenciales como parlamentarias, y para que estas sean libres y democráticas se procederá a designar un nuevo CNE y TSJ. No dijeron nada específico en cuanto a los demás órganos del Estado, pero se supone que quien puede lo más, puede lo menos.

En tercer lugar, para que ese Consejo de Estado asuma el poder ejecutivo, ni Maduro ni Guaidó pueden ser Presidentes de la República.

En cuarto lugar, quien presida el Consejo de Estado no podrá ser candidato a la presidencia en las próximas elecciones.

Y por último, Guaidó, que seguirá siendo el presidente de la AN, si podrá participar en las futuras elecciones. No así quienes hayan sido objeto de sanciones por violación de los DDHH, narcotráfico o apoyo al terrorismo.

De constituirse este Consejo, automáticamente se suspenderán las sanciones que no sean individuales, y podrá llegar al país toda la ayuda necesaria para paliar la crisis sanitaria y humanitaria.

Vista la gravedad de la situación no sólo por el Covid-19, sino por la escasez de gasolina y el pésimo estado de la salud pública y del transporte, un acuerdo en este sentido luce imprescindible para que pueda entrar libremente en el país la tan necesaria ayuda humanitaria y sanitaria que impida que se produzca un cataclismo social.

Es probable que a algunos no les guste esta fórmula, sin embargo, sería bueno conocer qué otra estrategia se puede implementar en el corto plazo y sobre todo cómo y quiénes la podrían ejecutar con el mayor grado de consenso posible.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Muy inteligentemente planteada la propuesta del gobierno norteamericano, porque coloca al presidente Maduro en una disyuntiva que, por donde se mire, terminaría quedando fuera del poder y dejando en la »orfandad» a su entorno inmediato (colaboradores) y a la deriva su partido político (PSUV), más la fuga masiva de sus militantes y seguidores. Veamos : La separación del poder por un año de la presidencia, implicaría la posibilidad de abrir las puertas a liderazgos emergentes con mayor capacidad de gobierno y mando dentro del PSUV y fuera de el ; al negarse de inmediato a la creación de un gobierno de emergencia nacional – por boca de su Canciller -, echa por la borda cualquier salida pacífica y rechazo de cualquier ayuda humanitaria, con lo que queda en evidencia su indiferencia por la crisis humanitaria del pueblo venezolano y por lo tanto , es percibido como enemigo de la nación y del pueblo venezolano ; que ha escogido el camino de la guerra (el camino que le queda) y jugarse la carta del «todo o nada», pudiendo seguir la conseja del finado Chávez de ir a por la tierra arrasada y liquidar uno a uno sus opositores, designándose Jefe Supremo de la presunta guerra. Pero, sabemos que para tal emprendimiento no tiene ni vocación ni aptitudes amen de no contar ni con el pueblo venezolano ni con su propia gente. Con todo estos antecedentes y circunstancias, y si de verdad son consecuentes bolivarianos, guerreros, chavistas y revolucionarios que creen tienen las armas y el pueblo, pues, no se hable más, tome el camino de la guerra que, los opositores se unirán al apoyar a «caza recompensas», vecinos claves para la guerra (Colombia, Brasil y Guyana), Estados Unidos y su flota aérea, bases militares, un portaaviones y demás elementos de guerra, más el apoyo del 90% de la población venezolana a los aliados extranjeros por la causa de la libertad y todos esas cosas que se dicen cuando las bombas caen y las balas hablan su propio idioma.Y, nuestra postrera recomendación : ¡ MÁS VALE UN MAL ARREGLO QUE JUGAR LA CARTA EQUIVOCADA Y PERDERLO TODO !.

    1. Muy buen analisis.
      Ademas la propuesta presentada , como podemos ver no sale de la noche a la manana y por tanto recibe un ampio apoyo de diferentes organizaciones y principales paise del mundo !

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar