El Editorial

La toma de San Vicente

La toma del «barrio de paz «de San Vicente por 2000 funcionarios policiales y militares es la prueba manifiesta de que la política emprendida por el gobierno con su plan Patria Segura está haciendo agua por todos los costados.

Los llamados «pranes», nueva figura en la jerga criminal, vienen teniendo más poder que los cuerpos policiales, ya que cuentan con verdaderos ejércitos armados hasta los dientes, no sólo con armas largas, sino con granadas y, hasta se presume, que con armamentos anti tanques.

Esta situación es consecuencia directa de la decisión del difunto presidente de desarmar a las policías municipales, desintegrar a la antigua PTJ, cuerpo especializado de investigación criminal y haber politizado a la Policía Nacional. Además de haber aplicado una errada política penitenciaria unida a una impunidad judicial en la que solo se condena a menos del 10 % de los imputados por crímenes severos.

Esperamos que la sensatez prevalezca y que se rectifique porque de no hacerlo Venezuela podría llegar, y no le falta mucho, a los niveles de criminalidad que existieran en El Salvador y que hay  hoy en algunos estados de México y de San Pedro Zula.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Si el gobierno dispone de »drones» que los utilice ; si le funcionan los satélites que los emplee. Que si tienen alguna noción de estrategia, rodeenlos y esperen que se les agoten las municiones, pero eso de entrar a lo ´´bestia´´ lo que generará es pérdida de vidas, tiempo y dinero. Y es que el problema de fondo es el apuntado en el EDITORIAL de hoy, puesto que esa nueva casta de delincuentes poderosos, bien organizados y con poder de fuego superior a la fuerza pública no son rivales fáciles de vencer. Pranes aliados a organismos paramilitares protegidos por el Estado y con acceso ilimitado a los dineros del narcotráfico, son una combinación muy peligrosa que de hecho, ya superó a la capacidad de respuesta del gobierno.

    Esa visión de redimir a los violentos con políticas penitenciarias erradas y con la garantía de una impunidad casi absoluta no ha funcionado ni funcionará, como tampoco colocar a militares dirigiendo la seguridad de la población con inventos raros y con mentalidad cuadriculada de ´´cuadrantes´´ y cuanta ocurrencia sin sentido se les ocurra. Así no funciona la realidad policial y así se ha perdido el concepto de seguridad ciudadana, al punto que todo el país parece mas un cuartel y la indefensión ha permitido que el miedo corra por su cuenta. Este es un problema fundamentalmente civil y que se ha complicado con la injerencia exagerada del sector castrense en un terreno que no dominan y para el cual no estan entrenados.

    Dejen que los civiles se encarguen del problema y los militares de los suyos ; y no cualquier civil, sino los especialistas en el tema, que policías excelentes los tenemos…pero, lamentablemente, han sido execrados por el gobierno ´´revolucionario´´ y han acabado con instituciones tan valiosas como lo fue nuestra PTJ. Una actitud bien ´´taruga´´ por cierto y que estamos pagando bien caro. Palabras al viento, porque sabemos que NO VAN A RECTIFICAR.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar