El Editorial

La vía polaca a la democracia

Se sabe lo que significó Solidaridad y se conoce la simbólica figura de Lech Walesa, pero se ignora como fue posible lograr pacíficamente vencer al totalitarismo.

El primer paso fue la apertura ,relativa ,hecha por el gobierno comunista para permitir elecciones legislativas en las que solo se ponía en juego un 35% del parlamento. Para la gran sorpresa de los comunistas Solidaridad obtuvo todos los puestos en lisa.

Eso unido a la unidad de las fuerzas opositoras abrió espacio para un proceso de negociación que llevó a un primer gobierno de coalición, presidido  por Tadeus Mazowiecki y en una primera fase con el propio general Jaruzelski como primer ministro  quien  era el Primer Secretario del Partido comunista, quien renunció al año para transferirle el puesto a quien finalmente ganó las elecciones,Lech Walesa .

Lo importante de la experiencia polaca fue que no hubo un salto al vacío sino un entendimiento entre el antiguo régimen y el nuevo en el que los cambios se hicieron sin radicalismo y de manera progresiva hasta alcanzar la democracia plena que hoy hay en Polonia.

Superar al  totalitarismo no es una tarea fácil, requiere la existencia de una dirigencia política avezada que sepa manejar la negociación como mecanismo para superar pacíficamente la transición de la dictadura a la democracia.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Tal vez la experiencia del caso polaco era aplicable para esa Polonia que como en el caso de la Europa oriental, ya venía con un comunismo en retroceso que ya no daba para mas, y hasta con un apoyo de la Iglesia católica a través de un Juan Pablo II que como Papa y como polaco, puso toda su influencia y con el apoyo internacional, velado o no, de potencias capitalistas y democráticas, se aprestaban a darle el ´´puntillazo´´ a un sistema que ya de por si, era insostenible. También Rusia, la República Democrática Alemana, y los otros países de la órbita socialista, fueron cayendo como un castillo de naipes. Y es que de un modo u otro, en ellos primó la negociación para garantizar la transición hacia el modelo opuesto e iniciar la reconstrucción del capitalismo e ir dando paso a la formación de una economía de mercado Peo, también, vimos procesos de transición y negociación del lado occidental como fue el caso de España, que pasó de un régimen de la mas rancia ultraderecha fascista a terminar siendo gobernada hasta por gobiernos enmarcados dentro del socialismo democrático y su mas reciente retorno al poder con los herederos del franquismo en su versión moderna, hoy con el presidente Rajoy, dentro del perfil de la derecha mas ultra conservadora.

    Pero, lo que no podemos hacer, es extrapolar las experiencias de las transiciones europeas negociadas al modelo latinoamericano de una manera determinista y hasta mecánica. Y es que acabamos de ver en Brasil la reelección de la presidenta Dilma Rouseff frente a un candidato de la derecha conservadora en una extraña alianza con una socialista de los mismos orígenes políticos e ideológicos de la actual presidenta. Y es que no se trata de cualquier país ; se trata, de la sexta economía mundial y de la primera potencia industrial y militar de nuestro continente y del cual, nuestro país, depende grandemente. ¿ Qué pasó en Brasil ? : Entre otros factores, la disminución de las desigualdades y el crecimiento de las clases medias, y el que la población no se quiso arriesgar a perder esa promesa de un futuro mejor , mas una conciencia política desarrollada. Y es que, ni siquiera el escándalo de Petrobras y el presunto conocimiento del ex presidente Lula da Silva sobre el problema, pudieron evitar el triunfo de la señora Rouseff. Por cierto, un alto funcionario chino, acaba de reconocer que están imposibilitados para combatir la corrupción, lo que de hecho significa que tal práctica queda institucionalizada dentro de las practicas comerciales, al menos con ese país, y que habrá que tomarla como un ´´costo´´ mas en los intercambios con ese país que tanto poder e influencia tiene sobre nosotros.

    Si no estoy equivocado, deduzco que la intención del EDITORIAL de hoy es el ´´sugerir´´que el camino del dialogo, la negociación, el acercamiento entre gobierno y oposición es un camino que hay que transitar. Lo ha recomendado nuestra Iglesia, el señor Insulza como Secretario General de la OEA, sectores empresariales y otros no menos importantes, en cuanto a su importancia como modeladores de la opinión pública. No obstante y pese a esos buenos deseos e intenciones, no se puede pasar por alto de que estamos frente a un proceso revolucionario en pleno desarrollo y que avanza todos los días conculcando todos los derechos y libertades habidos y por haber ; que no se trata de una dictadura tradicional, sino un proceso con objetivos definidos, dirigido por radicales e identificados con el ideario marxista – leninista, y que tiene las armas, el control absoluto de los poderes públicos y todo el petroleo suficiente para poner de rodillas al opositor mas recalcitrante, y que hasta el momento no ha habido fuerza humana ni divina, que los persuada a sentarse en una mesa, como no sea bajo sus términos y condiciones. Y es que no estamos viendo, como el ´´poder popular´´, leace Colectivos armados, obligaron a deponer a un General – ministro , y a designar en su lugar a alguien identificado con el castrismo y a un Ministro de la Defensa de la línea ´´dura´´ dentro de las FANB. Quien no entienda el mensaje, mejor que se dedique a otra cosa.

    Con toda sinceridad, estoy persuadido de que aquí no hay espacio para una salida pacífica ; pero tampoco descarto que se pudiese dar una ´´alianza´´ interesada entre factores opositores y el régimen, pero eso sería admitir que el gobierno abría logrado su sueño mas anhelado : lograr su permanencia en el poder bajo el marco de una especie de ´´pax romana´´, y que el pensar en una vuelta a una democracia representativa quedaría remplazada por una ´´democracia popular´´. Al fin y al cabo, nuestra historia esta llena de tantas traiciones y contubernios, que cualquier cosa es posible. Pero, para nosotros, simples y vulgares ciudadanos de a pie , que ´´comentamos´´ lo que percibimos en la calle, tal opción, nos resulta inaceptable. Allá cada quien con su consciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba