El Editorial

Las vacunas colombianas

A Maduro los rusos lo embarcaron con las vacunas porque se están ocupando de sus propios problemas, y los castrocubanos, como siempre, ofrecieron algo que no tienen ni siquiera para sus propios pobladores. Y tras mucho lío con las ofertas extranjeras, Maduro optó por las chinas, quizás porque cree que los chinos son comunistas y no los comerciantes implacables que realmente son.

Al mismo tiempo Maduro y su régimen se han pasado años hablando pestes de Colombia y acusando a Iván Duque y su país de todo lo acusable.

Pero ahora surge un problema que habrá que resolver tratando de salvar la cara. Los queridos chinos van a elaborar sus vacunas de Sinopharm en la denostada Colombia. Aunque sólo sea por cercanía, deberían salir al angustiado Tesoro venezolano mucho más baratas en los próximos meses. Pero está el problema de lo hablado, de lo acusado, incluso de lo combatido militarmente  aunque haya sido con resultados frustrantes.

¿Qué hará el régimen cuando los venerados chinos le digan “compra lo chino en Colombia”?

En boca cerrada no entran moscas, advierte el refrán, pero ahora las vacunas chinas podrían saberle muy amargas al Gobierno de Venezuela.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba