El Editorial

Los alacranes

No nos referimos a los escorpiones, arácnidos depredadores que pululan en casi todos los rincones del mundo y que por lo general conviven con las cucarachas. Estamos pensando en otro género de individuos que han surgido en Venezuela, que han mimetizado antiguos militantes de partidos políticos opositores en una versión criollizada de colaboracionistas, como fueron en Francia los seguidores del Mariscal Petain, con relación al ocupante nazi.

En nuestro pais, el alacrán es aquel político que considera que lo mejor para él es arrimarse al árbol que da mejor sombra, y por supuesto pretenderá argumentar que esta sigue siendo una versión legítima e inteligente de hacer oposición al régimen. Aunque uno se pregunta en qué consiste esa oposición, ya que lo que se puede observar es más bien una actuación acomodaticia, y sobre todo prudente.

El asunto tiene importancia ahora que se habla de llevar a cabo unas primarias de la oposición y el dilema shakesperiano es si se debe permitir o no que participen en la elección. He ahí la disyuntiva, si se les impide, no se es democrático, si se les admite, es incluir en el proceso una quinta columna. La solución parecería la de hacer una exégesis de qué grado de alacranismo tiene un determinado candidato, y según la gradación, dejarlo participar o no.

Pensamos que como no existe termómetro para eso, tal vez lo mejor es que se les deje medirse para poder ver cuán cerca o lejos están de lo que piensa el pueblo opositor venezolano.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Las militancias y los simpatizantes son mas inteligentes de lo que muchos creemos. Es una buena manera de promover la economía del voto generando pactos internos. Sinergia.

  2. En estos tiempos turbulentos que atravesamos las «primarias» son una SOLUCION eficiente y conciliatoria. En principio, creo que deben participar todo aquel que lo desee. Eso sí con requisitos mínimos como experiencia, nivel académico, entre muchos. Ahora bien, como serían MUCHOS, debe realizarse una SEGUNDA VUELTA que permita DEPURAR las preferencias del electorado para luego DECANTAR hacia los cinco primeros que resultaren los con más votos. Creo que así se ordenan las cosas y se garantiza el triunfo. Saludos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba