El Editorial

Los héroes deben reposar en un panteón

Casi todas las naciones del mundo tienen sus figuras históricas que, en muchos casos, están vinculadas, bien sea a la independencia, o a un hecho fundamental en la vida de su respectivo país.

Lo normal es que se honre su memoria con estatuas, o incluso enterrándolos en algún recinto especial, como es el caso de Napoleón en Los Inválidos, o de Bolívar en el Panteón.

Lo que no ocurre en la mayoría de los países es la manipulación de la figura histórica para convertirla en un instrumento político del presente. Eso en cambio fue lo sucedido en la URSS con la figura de Lenín, en Cuba con el Che y, desgraciadamente, en nuestro país con la imagen y las palabras del Libertador, que han sido modificadas, alteradas y utilizadas para justificar un presente político y convertirlo, sin lógica alguna, en la continuidad con hechos históricos que nada tienen que ver con la Venezuela de hoy.

Esa utilización de la figura de Bolívar ha llegado a un extremo tal que no sólo se modifica su rostro sino que se lo amorocha con el de Chávez, con el intento de crear un credo, que más que glorificar al Padre de la Patria, lo que pretende es mimetizarlo con el llamado «comandante eterno».

Bolívar debe ser respetado por todos los venezolanos y la mejor manera de hacerlo es dejarlo reposar en paz en el Panteón y estudiarlo como una figura histórica fundamental, pero nunca como un objeto político.

Lo peor que le puede ocurrir a un país es permitir que se implante un culto a la personalidad, porque detrás de él se han escudado los regímenes totalitarios que tanto daño le han hecho a la humanidad.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar