El Editorial

Los países no tienen amigos sino intereses

Cuando quienes regentan el poder piensan en solidaridades con amigos que tienen los mismos enemigos, se convierten en débiles instrumentos de intereses mayores. Ser amigos de Cuba, de Rusia o de Irán por integridad con la animadversión a Estados Unidos, lo único que nos da es una imagen de enemigos gratuitos de la mayor potencia mundial sin recibir a cambio materiales de guerra que están fracasando en Ucrania o unos cuantos barriles de combustibles que debemos pagar o unas palmaditas de una Cuba que en más de sesenta años ni ha dado de comer a su pueblo ni ha afectado a los Estados Unidos.

Solo palabras recibimos de ellos, mientras de Estados Unidos y los gigantes de la economía europea podemos recibir inversiones –interesadas pero generadoras de ingresos y de empleos y en consecuencia de impuestos- y tecnología, con la cual sí podemos transformar a esta devastada Venezuela de exportador de materias primas en productor de valor agregado y exportador de productos.

Llevamos veinte años interpretando a China como el orgullo de Mao Tsé Tung, ignorando que los chinos llevan décadas siendo fabricantes y comerciantes y que es con esos ojos con los cuales nos ven. El chavismo gastó dos décadas hablando de socialismo y de revolución mientras cunde el hambre, el hastío y los deseos de irse, mientras no hay dinero suficiente para institutos tecnológicos y universidades públicas y privadas.

Nuestros intereses deben estar en Estados Unidos, en Alemania, en Francia, en Israel, en Japón, en Corea del Sur,  para sólo citar seis líderes  de la tecnología mundial y no en fundamentalismos ni políticas exteriores que dependen de que el enemigo estadounidense permita o no que sus ciudadanos vayan unos días de vacaciones.

Nicolás Maduro y su entorno tienen ahora la oportunidad de cambiar a Venezuela de simple proveedor de escaso petróleo y de puente para el narcotráfico, en un pueblo capaz de crecer por su capacidad tecnológica y de producir valor agregado. Sólo así podremos aspirar a un lugar destacado en el concierto mundial.

Fundado hace 26 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Es bastante difícil …..(harto difícil , parafraseando al extinto Gral. Baduel ) esperar que los mismos que se han mantenido en el poder
    con unas consignas bastantes repetitivas , sin cambios aparentes de forma mas sí de fondo pero siempre manteniendo la estructura
    criminal que aparentando con un populismo ser muy nacionalistas realmente no aportan a las gran mayoría de la población , como tampoco dirigen ni permiten un régimen democrático , vayan de pronto a tomar el rumbo correcto .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba