El Editorial

Muchos generales y muchas armas ¿para qué?

Tradicionalmente los venezolanos vimos al sector militar como ejemplo a seguir. Los que ya andan en los sesenta o más años, recuerdan también a una fuerza militar permanentemente defensora de la democracia y de los gobiernos civiles.

Demasiados, impresionados por errores y fallas de los partidos políticos y críticas a veces exageradas de los grandes voceros intelectuales, empresariales y de la información, creyeron que con un militar en el poder regresaría una Venezuela rica, poderosa y complaciente.

Pero sucedió al revés, Hugo Chávez, al tener el mando en las manos, convirtió al Gobierno en un rebaño de militares todopoderosos y de unos cuantos civiles de adorno. El cambio de filosofía militar no ha demostrado mayor eficiencia, sino que ha colaborado en llevar al país al fondo del pozo seco.

Los militares venezolanos de ahora han demostrado que no tienen la preparación para -si no derrotar contundentemente a guerrilleros enriquecidos con las drogas y otros delitos de lesa humanidad y seis décadas de experiencia de combate-, al menos frenarlos.

Y los jefes y oficiales han demostrado que tampoco saben de estrategia de combate. Lo que ha venido sucediendo en Apure es descorazonador.

Es una situación grave y vergonzosa que obliga a pensar en una reconstrucción amplia y profunda del sector militar venezolano.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. La opinión aun certera, adecuada, precisa y conforme a la actual realidad, aun queda corta respecto no solo a los ultimos acontecimientos, sino además aunando a ello, la inmensa fractura que a medida que se adentraba la revolución en la institucionalidad de toda la estructura de gobierno, dejando a su paso destrucción, se encargó de sembrar vicios de corruptela basados en una locura que equivocadamente llaman ideología, sin embargo, y, volviendo al sector miltar, uno de los errores que estamos percibiendo a diario y quien sabe por cuanto tiempo mas, es ese mil veces equivocado empoderamiento que se le ha dado al sector, a medida que han pasado los años, se han acreditado a este sector facultades de administrar, llevar carteras donde colocan no al mas eficiente sino al mas leal, sin ningun tipo de experticia mas alla que la de haber comandado toda su vida y, haber sido comandado, sin cuestionar, sin criticar, solo obedecer….esto no comenzó en apure, esto comenzó desde que el candidato hoy día gracias a dios extinto hugo chavez, se apoyó sobre el unico sector del país sobre el que él estaba familiarizado, y desde alli comenzó el desastre, PLAN BOLIVAR 2000, es el ejemplom mas grande de corrupción interna dentro del sector militar, evidencia que fue enterrada en el cuidado de la gesta bolivariana, por decir algo apenas, LAS FAMOSAS AZUCARERAS, en manos de militares, de las cuales hoy no queda ni la sal, el empleo de militares abvenedizos y obedientes para conformar cuerpos de extorsión ciudadana, es decir, ya venezuela venía arrastrando desde mucho antes de la revolución un sector que, ademas de inproductivo, solo daba apariencias de una falsa institucionalidad que se quebró hace mucho, bien calificado ha sido a traves de los años por los analistas economicos como un GASTO; es decir, para las futuras generaciones y para las que mas inmediatamente necesitamos promuevan un cambio en el país, si, es necesario, replantear el enfoque con el que se deba determinar la existencia de un cuerpoo armado que entre los pricipios fundametales debe rescatar, su apego a la SEPARACIÓN DE IDENTIFICARSE CON FACTORES POLITICOS, un verdadero apego a la constitución y a las instituciones, la defensa de un sistema politico que defienda las libertades, y sobretodo, nunca, jamas, volver a tener ni el empoderamiento, ni el control de sectores para los cuales no estan facultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba