El Editorial

No basta con cohetazos

Lo que se juega el país en las próximas elecciones legislativas del 26 de septiembre va mucho más allá de gestos de provocación, como tratar de llevar unos proyectos de ley a la Asamblea Nacional, por parte de unos pocos dirigentes de oposición, y del adelanto en horas de los ruidosos pero poco entusiastas cohetazos del chavismo que no despertaron a nadie la noche de martes a miércoles.

El 26 de septiembre muestra el regreso con firmeza de la oposición al gran escenario político, y la clara pérdida de fuerza del proceso chavista. En los barrios y parroquias más densamente pobladas de Caracas, y en las ciudades del interior, es donde se está mostrando, cada día con mayor pertinencia, la nueva realidad.

Malos síntomas han sido las escasas concurrencias a los “cohetazos” chavistas, y el amplio despliegue represor militar para evitar que unos pocos dirigentes opositores llegaran a la sede legislativa, a la cual, dicho sea de paso, tienen derecho constitucional de acceso todos los ciudadanos venezolanos. Los “cohetazos” casi silenciosos demostraron ineficiencia partidista y entusiasmo muy erosionado, el muro de militares y gases alrededor del palacio legislativo demostraron torpeza. Igual que las dificultades económicas y la inseguridad, la nueva fortaleza popular de la oposición no se puede esconder.

Pero los resultados de este proceso electoral no se van a definir con demostraciones de fuerza en plazas y calles, sino con el trabajo diario, calle a calle, casa a casa, que han venido desarrollando los candidatos. Es allí donde a los chavistas les toca demostrar que se han cumplido las promesas, y a los opositores explicar que las promesas nunca tuvieron mechas.

Quien haga mejor su trabajo con los vecinos, será quien defina a la Venezuela que comenzará con los resultados del 26 de septiembre.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba