El Editorial

No hay poder sin economía

La política tiene tan preocupado al presidente Maduro que no deja de hablar de ella ni un día, incluyendo sus inútiles abusos de cadenas de radio y televisión, demasiadas veces y demasiado largas. Hace promesas, nombra estructuras innecesarias y previsiblemente ineficientes pero siempre con nombres rimbombantes, llama a los empresarios privados a quienes al mismo tiempo insulta y amenaza con fiscalizaciones nacionales y se empeña, curioso y llamativo esfuerzo, en afirmar que es un hombre duro, con poder y sin miedos.

Pero el poder –en el Gobierno, en una multinacional o en una humilde bodega de barrio- no puede ser sólo una banderita, el poder se tiene o no se tiene. En lo público y en lo privado, el poder se basa en una economía exitosa. No puede haber beneficio popular ni responsabilidad social empresarial si no se tiene una economía sana, fluida y fuerte para hacerlos posibles.

Es lo que le sigue fallando a Nicolás Maduro. Puede que haya sido informado de las dificultades que no son más que los resultados anunciados de 14 años de equivocaciones de Hugo Chávez, pero no está tomando ese toro por los cuernos. Quiere rescatar la economía sin corregir los errores de quien ya murió pero él, más allá de las emociones de muchos venezolanos, insiste en mantener vivo y activo. Enarbolar a Chávez no es poder, es sólo falta de seguridad en sí mismo. Una cosa es ser leal y otra es congelarse en un recuerdo.

A Maduro le falla grave y diariamente la economía porque en lo económico no hay emociones, sólo realidades. Sin esas realidades no hay política que valga. A Chávez le funcionó porque tenía tantos ingresos como los que dilapidaba, Maduro no los tiene ni, al paso que va, los tendrá. La realidad económica nos anuncia horizontes oscuros mientras Nicolás Maduro se empeña en reflexionar en las penumbras de un mausoleo.

Fundado hace 25 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar
Cerrar
Botón volver arriba