El Editorial

No hay recursos para financiar la división del país

Venezuela está endeudada más allá de sus posibilidades actuales y se encuentra constreñida por un monstruo burocrático que no puede mantener.

Cualquier ajuste que tenga que adoptarse para evitar el descalabro total de la nación, será sumamente gravoso para la inmensa mayoría de los venezolanos y no será viable si no existe un gran acuerdo nacional sobre la necesidad imperiosa de llevarlo a cabo.

Es la hora de entender que el barco se está hundiendo y no hay mitad que se salve a menos que se reme al unísono.

Fundado hace 24 años, Analitica.com es el primer medio digital creado en Venezuela. Tu aporte voluntario es fundamental para que continuemos creciendo e informando. ¡Contamos contigo!
Contribuir

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Los socialistas y comunistas, aquí y afuera, deben sincerarse y reconocer que sin capitalismo nadie vive y ellos lo saben, lo buscan y dsfrutan a manos llenas robando porque no tienen la voluntad de superarse y lograr bienestar con el esfuerzo propio.

  2. No se vislumbra que se realice un gran acuerdo nacional para salvarnos. El gobierno sigue empecinado y según dijo el mismo Maduro, «obsesionado» en profundizar el socialismo (según su versión).

  3. En un mitin en el día de ayer en la ciudad de Maracaibo, el presidente de la AN declaró sin lugar a ambages, que estaba completamente descartado establecer acuerdos con la Iglesia y con la MUD para crear un gobierno de coalición nacional – lo que llamaríamos de »salvación nacional »-, con lo que se le pone punto final a cualquier salida a la presente situación de confrontación y conflicto ; especialmente en lo referente a aunar esfuerzos para superar la profunda crisis social y económica por la que atraviesa el país y que ya va en vía de »colisión» hacia un desenlace definitivo que tiene por meta la instauración del socialismo (comunismo) en Venezuela. El trabajo de »carpintería» queda a cargo de »Vinagreta», que no vino a pasear, sino a dar la estocada final a los últimos resquicios de libertad que quedaban sueltos por ahí, y que serán »subsanados» próximamente.

    Es evidente que SI se va a gobernar para la mitad del país, pues los recursos SI dan para eso. La otra mitad ya vera como sobrevive. Ni se va el señor Ramírez, ni habrá mayores cambios fundamentales salvo los que le permitan exprimir los exiguos bolsillos de la población opositora y acaben de sepultar la empresa privada, salvo aquéllos que se han plegado al régimen y que en esta nueva etapa »revolucionaria» aun son de alguna utilidad. En todo caso, queda la duda de un presunto acuerdo con el FMI, que de momento no pasa de ser un simple »rumor». No obstante, quedan muchas interrogantes y que se irán despejando luego de finalizado el III Congreso del PSUV. Lo cierto es que los »radicales» se están empleando a fondo y con un lenguaje belicoso aspiran seguir controlando el PSUV y darle continuidad al proyecto ya trazado desde hace años y que parece haber encontrado en la presente coyuntura, el »tiempo» ideal para su ejecución final.

    Llegados a este punto ya la oposición luce acorralada y solo por el camino de la confrontación pareciera que se encontraría la alternativa para buscar una »salida» ; sin embargo, eso es lo que busca el gobierno y es lo que la oposición debe evitar. Nadie va a una »guerra» sabiendo de antemano que la va a perder. Tiempo tendrán para saber organizarce y aprender a luchar dentro del marco de esta nueva realidad y esta etapa que ya se ha iniciado. Ya de lo que se trata es »aprender» a vivir bajo un gobierno socialista (comunista), pues de otra manera no se le puede ya denominar. No verlo es casi lo mismo que »suicidarse en primavera», ya que esta lucha es para largo tiempo y sin muchas o ninguna garantías de éxito en el corto y mediano plazo. El país esta desmoronado y arruinado, todos los comunistas saben perfectamente que ese estado de caos y anarquía es el mejor caldo de cultivo para el »mejor gobernar». En consecuencia, veremos mucha mas represión y el crear situaciones conflictivas y de confrontación de aquí en adelante. Los tiempos de borrascas severas parecen ser los signos de los »nuevos» tiempos…Estamos preparados para ello ?. Que cada quien conteste la interrogante y saque sus propias conclusiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar